Ritos navideños de Catalunya

Hay un refrán que dice: Para Navidad cada oveja a su corral

Esto viene a decir y explicar un poco que la noche de Navidad es una noche especial, una noche para pasarla en casa, al amor de la lumbre (o de la calefacción) acompañados por la familia. Una noche que el pueblo llano ha llenado de costumbres y tradiciones para conmemorar una fiesta que a su entendimiento era y es importante, y que se han ido repitiendo año tras año, corriendo de boca en boca de padres a hijos.aguinaldo

Es importante en estas fechas la comida, algo que también se ha convertido en un símbolo de esta festividad. Si bien en la antigüedad lo importante era la reunión familiar ante una mesa cargada de las viandas que cada familia, dependiendo de su estatus económico, pudiera aportar y añadiendo como algo especial algún dulce o receta típica de estas fechas, actualmente y con el paso de los años esta reunión familiar se ha ido convirtiendo en una especie de competición por llenar más y más ricamente la mesa familiar. Aun así se conservan los dulces y comidas típicas de estas fechas como son los turrones, los polvorones, la escudella, o los canelones (en Catalunya).

Y en Catalunya me voy a centrar, ya que España es un país de variedad de costumbres y, no pudiendo hablar de todas, me ocuparé de las que me quedan más cercanas. Tampoco quiero ocuparme de cómo nos tomamos hoy en día estas fiestas que, en muchos casos, han dejado atrás eso de “Paz y Amor” para convertirse en “Vaya coñazo de Cena Familiar”. Vamos a ver un poco de esas tradiciones que no deberíamos dejar perder ya que forman parte de nuestro patrimonio humano.

Estas costumbres que nos ocupan han sido en detalle diferentes para cada familia o pueblo, pero en el fondo igual. Hay quien pasaba la velada comiendo dulces o frutos secos, otros hacían una típica chocolatada, para la cual se deshacía el chocolate en una gran olla y luego se servía en platos para comerse como si fuera una sopa, a cucharadas. Para terminar, un traguito de vino o aguardiente, y luego todos a la misa del gallo. Al volver para calentarse del frío de la noche, se hacían tostadas de pan mojadas en vino caliente.

renaixença

Cuando se celebraban en Barcelona las Matines de Nadal, inmediatamente antes de la Misa del Gallo, a media noche, exitista una costumbre, que explicaba Teodor Creus en el periódico “La Renaixença” en el año 1875:

“Mucho tiempo antes de llegar tan señalada noche, los parientes y amigos se citaban para ir juntos a las “matines” y seguidamente a la Misa del Gallo, disponiendo los preparativos para disfrutar de tan gozoso evento.

Provistos de farolillos para iluminar el camino, ya que los faroles de aceite de esta época no quemaban todas las horas de la noche, se dirigían con gran algazara, grandes y pequeños, hacia alguna de las muchas iglesias conventuales de frailes o monjas, donde además de las parroquiales, se celebraba el nacimiento del niño Jesús. Allí se asistía durante largo rato a las ceremonias que se hacían, que en alguno de dichos conventos iban acompañadas de ciertos detalles menos solemnes y hasta se podría decir que impropios, si no les disculpáramos la sencillez y buena fe, que de parte de los actores y espectadores, generalmente presidia.

Los cantos de la comunidad, en aquellas horas de la noche, las tonadas populares que sonaban en los órganos, los vuelos de pájaros que se soltaban en los presbiterios, las grandes iluminaciones y hasta los restos de barquillos de colores variados, con lo que se decoraban muchas iglesias, constituían un verdadero placer para los concurrentes, que les hacían olvidar el frio y el barro que muchos tenían que soportar para asistir.”

Como podemos ver, las “matines” y la Misa del Gallo se consideraba un espectáculo al que la gente iba para admirar a los organistas que, entre salmo y salmo, añadían música de su repertorio particular o cánticos populares, lo cual desvelaba una alegría profana, aunque eso si, muy festiva.

Daba todavía más carácter profano a la solemnidad el que, en alguna iglesia, como es el caso de la Seu, una gran cabeza colgada debajo del órgano lanzaba dulces y gritaba moviendo los ojos, algo que, sobretodo los niños, esperaban ansiosamente corriendo de un lado a otro y tirándose al suelo para poder ser los primeros en recoger las esperadas golosinas.

Esto era lo más tradicional de las “matines” de Navidad.

A la hora de cantar los Salmos del segundo nocturno, se leía la lección de San Agustín, en la cual se encuentra el testimonio de la Sibil.la, según un breviario de 1464 y una “Semana Santa” impresa en Valencia en 1533, que lo contiene al final del oficio y misas de esta solemnidad, siendo al mismo tiempo el testimonio que vaticina la venida del Salvador.

Su presencia se indicaba de esta manera: “Dic tu Jeremia, dicat et Isaias”, lo cual tiene mucho parecido con los breviarios de Arles del siglo XII en los que, junto a los profetas, aparecían figuras como Virgilio, Nabucodonosor y la Sibil.la como testimonios de la gentilidad.

Este canto litúrgico y piadoso se extendió por Catalunya, y podía verse en Tarragona y Mallorca en 1575, en Vic ya en el siglo XII, en Girona en 1550, en la Seu d’Urgell en 1548, en Barcelona en 1569. Tuvo que ser muy popular en casi toda Catalunya ya que se puede encontrar al final de un “Fra Anselm” impreso en Cervera en 1818.

sibil.la

Actualmente el canto de la Sibil.la es popular en Mallorca y hace pocos días ha sido declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

Al caer la noche varios monaguillos portando velas encendidas preceden hasta el púlpito a un niño vestido de mujer (tradicionalmente, pero desde el Concilio Vaticano II se han generalizado las chicas) con túnica, gorro, capa de seda y una espada en la mano, que canta a capela terribles versos (“Un gran fuego bajará del cielo; mares, fuentes, ríos, todo se quemará…”) con música de órgano entre estrofa y estrofa. Sólo las últimas rimas muestran algo de optimismo ante el nacimiento del Mesías.

Antiguamente, al acabar, el niño hacía la señal de la cruz con la espada y cortaba las llamadas neules, una especie de tortas y barquillos que colgaban del techo del templo y caían sobre los feligreses, pero esta costumbre ya no existe.

Este canto, comparado con las versiones que se conocen francesas, provenzales y catalanas, muestra un gran parecido con la composición latina Judici Signus tellus sudore madescet, escrita por San Agustín en De Civitate Dei, que en la versión catalana comienza y acaba:

“ Al jorn del judici

parrà que haurà fet cervici”

Algo asi como “El dia del juicio pagará el que haya hecho servicio”

canto de la sibila

El Tió de Nadal

El día de Navidad, para entretener a los niños y también a los mayores, las familias buscaban un tronco de árbol. En la actualidad los venden especialmente para la ocasión y podemos encontrarlos de todo tipo y tamaño en las ferias navideñas. Pero sigue siendo bonito ir con los niños en su busca al bosque y dibujarle la carita y ponerle la típica barretina. Una vez ataviado se le tapa con una manta y, sin que los pequeños lo vean, se colocan debajo pequeños regalos, o golosinas.

tió

Para que el Tió cague hay que darle de comer hojas de col o lechuga o paja o hierba, lo que los niños puedan encontrar. Luego con un bastón se le va dando golpes mientras cantan:

“Caga tió,

sinó et donaré un cop de bastó.” (Borges- Tarragona)

“Caga tió, caga turro,

d’avellana o de pinyó,

d’esclopet será millor,

caga tió,

que son festes d’alegria,

pixa vi blanc,

que son festes de Nadal” (Igualada)

“Tió, tió,

caga turró,

si no vols cagar,

no et daré  menjar” (Figueres)

“Caga tió, caga turró,

d’avellana o de pinyó

i sinó cop de bastó” (Sant Joan Despí)

“Caga tió, caga tió,

per aquell que és bon minyó” (Palamós)

“Caga tió,

pel naixement del Nostre Senyor” (Girona)

“Tió, caga turró,

turrons de la Verge Maria,

tots hi som per la gormanderia” (Sant Llorenç de Morunys)

representación navideña

La satisfacción de ver el entusiasmo que ponen los niños al dar garrotazos al tió, cantando a pleno pulmón, y después la alegría al destaparlo y ver los regalos que ha “cagado el tió”, eso no tiene precio.

Otra bonita tradición navideña que viene de antiguo, ya que el Tió no es mas que un tronco seco que ardía en el hogar, y que daba presentes tan valiosos como el calor y la luz, pero que ha ido evolucionando y se ha convertido en un tronco mágico que llega a casa el 24 de diciembre, que hay que cuidarlo, taparlo para que no tenga frío y darle de comer, para que, gracias a estos cuidados pueda “cagar regalos”.

Regalos que han variado con el tiempo: primero eran básicamente dulces, barquillos y turrones, lo que se necesitaba para celebrar la fiesta; hoy hay una tendencia a utilizar el “tió” para dar presentes de más envergadura.

Aun así, hay que diferenciar la tradición del “tió” de otras costumbres y personajes navideños. El “tió” no ha sido nunca una máquina de traer regalos.

A diferencia de otras costumbres y personajes, procedentes de culturas de otros países, de los cuales sólo conocemos la forma más superficial (árbol de Navidad, Papa Noel, etc.), el “tió” ha conservado todo un ritual tradicional. Hacer cagar al “tió” es una ceremonia doméstica o de pequeña comunidad (escuela, grupo de amigos) que consiste en el canto de una o más canciones características para acabar finalmente golpeando el tronco con fuerza.

 El dia de los Inocentes

El día de los Inocentes se celebra el 28 de diciembre en toda Hispanoamérica y España donde es costumbre en esta fecha realizar bromas de toda índole.

inocentes

Los medios de comunicación hacen bromas o tergiversan su contenido de tal modo que la información parezca real. Se trata de una libertad que se dan los agentes mediáticos para dar rienda suelta a su sentido del humor, oportunidad que solamente tienen una vez al año. Es tradición que los periódicos publiquen páginas enteras de noticias cómicas, con la advertencia de que es día de los inocentes, que van desde las que son una obvia mofa a cualquier suceso reciente, hasta las que parecen serias y engañan al lector desprevenido.

La broma socialmente más popularizada en España el Día de los Santos Inocentes consiste en colocar un monigote blanco en la espalda.

inocentes Tremp

En Tremp, capital del Pallars Jussà, provincia de Lleida, se celebra este día colgando una llufa (muñeco de papel) gigante del campanario de la población. Después de un pasacalle, la gente le canta para que baje y así quemarlo.

Este día cualquier broma esta permitida y hay que ir con mucho cuidado de no caer en ellas y tener que escuchar una voz cantarina a tus espaldas que diga : “Inocente, Inocente”.

dia de los inocentes

Pero… ¿que tiene que ver todo esto con lo que en realidad se conmemora este día?

La Fiesta de los Santos Inocentes es en memoria de unos niños que, supuestamente, murieron en manos de los sicarios de Herodes.

Es un relato hipotético pero en Catalunya se han venerado sus cuerpos y sus reliquias desde la Edad Media.

Los Inocentes son los niños de los alrededores de Belén que Herodes mandó matar al verse burlado por los magos, según nos cuenta el evangelio de Mateo.

Estos magos prometieron a Herodes que le informarían sobre el niño nacido en Belén, pero nunca volvieron y “Entonces, Herodes, viéndose burlado por los magos, se indignó terriblemente y mandó matar a todos los niños de Belén y de todo el su término, de dos años para abajo, según el tiempo que había conocido exactamente por los magos (Mt, 2, 16) “.

Quizás Herodes vivió muchos años engañado pensando que había logrado destruir al niño dios y probablemente, fue este detalle del “engaño” el que dio origen a la tradición de engañar o gastar inocentadas a otras personas.

matanza de los inocentes

Según Joan Soler i Amigó, la Iglesia dedicó el día de 28 de diciembre a “conmemorar litúrgicamente la degollación de los niños de Belén por los soldados del rey Herodes con la intención de degollar, de entre ellos , el futuro ‘rey de los Judíos’ anunciado por las profecías, envidioso Herodes que Jesús le tomara el trono; San José, sin embargo, fue avisado a tiempo por un ángel y la Sagrada Familia huyó a Egipto, con la Virgen y el Niño montados en una mula” (Enciclopedia de la fantasía popular catalana. Barcanova: Barcelona, 1998, p. 364) “.

Durante el tiempo de las cruzadas la devoción a los santos Inocentes llegó a Catalunya y hay grandes peregrinaciones a los Santos Lugares, como Roma o Tierra Santa, en aquella época. Según palabras de Antoni Bach: “de Tierra Santa proceden las notables reliquias del Crucificado, un trozo de la cruz, su túnica, la santa sábana; muchas espinas de la corona, algún clavo”

reliquias

Entre estas reliquias hay que contar las de los santos Inocentes, especialmente aquellas que estaban formadas por todo el cuerpo, o un trozo, de uno de estos muchachos asesinados por orden de Herodes y que, como tesoro principal de las iglesias, se veneraron a varios puesto de Cataluña. De las reliquias de cuerpo entero cabe destacar varias de repartidas por la geografía catalana:

Se cuenta que unos cruzados llevaron el cuerpo de un santo Inocente al Torelló (Osona), se trata de san Fortià en 1298 y cuya fiesta se ha independizado de la del resto de Santos Inocentes.

arqueta de Sant Fortià

Según Joan Amades “Barcelona poseía el cuerpo de un santo Inocente que el duque de Venecia dio en presente en nuestro gran rey  Jaume” y cuenta la extraña desaparición de la reliquia del barco en el que era trasladado a Barcelona. El rey no sabía como dar explicaciones al duque veneciano por la pérdida de tan preciado regalo, pero a su llegada, descubrió con gran sorpresa que hacia ya muchos días que el cuerpo del santo Inocente estaba en la Sede donde era admirado y venerado por todo el pueblo.

El rey quería tenerlo en la capilla del palacio, pero el santo siempre se escapaba y volvía a la catedral barcelonesa.

Fortià Solà en Historias de Torelló dice:  “La Sede de Barcelona tiene instituido el culto de los Inocentes desde el obispo Berenguer de Palou, fallecido el 1241 “pero menciona que no tuvo un cuerpo entero de uno de estos santos hasta 1388 gracias al donativo del duque de Venecia al rey Juan I. El lugar donde fue depositado este cuerpo fue en la capilla de la Trinidad que, desde entonces, se llamó de los santos Inocentes.

Esta capilla se encuentra tras la puerta de Sant Iu y en su altar se guarda una arqueta de plata del s. XVI con las reliquias que el duque de Venecia dio a Juan el Grande.

Existen varios lugares en toda Catalunya donde se guardan reliquias de santos Inocentes, entre las que destacan por tener el cuerpo entero, la catedral de Elna (Roselló) y la iglesia de Peramea en el municipio de Gerri de la Sal (Pallars Sobirà), en esta ultima se veneran dos cuerpos regalados por los condes de Pallars.

Sobre estos hechos recoge Joan Soler i Amigó una leyenda en su Enciclopedia de la Fantasia Catalana que explica cómo los Santos Mártires, nombre con el que son conocidas las reliquias veneradas, eran propiedad de Peracalç y sus habitantes se las vendieron a los de Peramea por un porrón de vinagre cuando, en una comida popular, se dieron cuenta que no podían aliñar la ensalada.

Del hecho salió esta copla:
“Mártires Santos de Peramea,

Cuerpos Santos de Peracalç,

por un porrón de vinagre

¡os vendiron los Mártires Santos! “.

martires de Peramea

28 DE DICIEMBRE
MARTIRES DE PERAMEA
Por los Santos Inocentes, poca broma en Peramea. Es el único día del año que se pueden venerar las reliquias de dos supuestos mártires inocentes de la bárbara exterminación de Herodes. Se hace en el transcurso de una misa solemne en la que se mezcla el frío con el misterio.

Las reliquias de los santos Inocentes, como también lo era la del niño venerado en Sant Pere de Casserres y conocido como el ‘Cuerpo Santo’, tenían propiedades especialmente indicadas contra la sequía. En varios lugares, como Torelló o Peramea, donde están presentes estos restos solían ser conducidas en procesión y remojadas en el río cuando la sequía se hacia demasiado larga; se ve que, al tocar el agua y encontrar humedad, hacían, milagrosamente, abrir el grifo del cielo sobre las tierras sedientas.

FIN DE AÑO

Día de San Silvestre y Santa Coloma, el último día del año en el que se aplican costumbres y dichos considerando que se cierra la puerta de un año y se abre otra del siguiente.

Se les explicaba a los niños que las brujas, untadas con ungüentos de la madre Celestina, salen por la chimenea y se van a Pedraforca a bailar, y en la noche de San Silvestre se reúnen en un gran aquelarre.

pedraforca

Esta noche todas las brujas del Alt Pallars se reúnen con las del Valle de Aran en el pla de Baget, donde danzan y hacen fiesta. En algunos lugares se cree que San Silvestre es el padre de las brujas. En cambio en otros dicen que si se reza al santo, se deshace el mal hecho por las brujas, de este modo se han popularizado los siguientes refranes:

“Per Sant Silvestre

totes les bruixes van en destre.

San Silvestre

agarra les bruixes del cabestre”

En cuanto a Santa Coloma os recomiendo que leais el articulo publicado en este monográfico sobre la Fiesta del Pino de Centelles, donde Miguel Aracil explica perfectamente esta curiosa festividad de fin de año, dedicada a Santa Coloma.

Únicamente añadir que la única relación que pueda tener la patrona de Centelles, Santa Coloma, con el pino puede ser que, uno de los martirios sufridos por esta santa fue el de ser quemada, y se cree que se utilizó para ello leña de pino.

Muchos payeses al cocer el pan en casa, generalmente con leña de pino, al ponerlo en el horno y cerrar la puerta solían decir:

“Que Santa Coloma nos de buen pan y buen horno”

Y luego rezaban un padre nuestro dedicado a la Santa.

Posiblemente todo esto no sea verdad, pero a falta de otra, no deja de ser una explicación que el pueblo busca cuando quiere saber el porque de las cosas.

Año Nuevo

La entrada del Año Nuevo es una de las fiestas que ha tenido una mayor universalidad y es, también, la de origen más antiguo, ya que todos los pueblos y en todas las épocas, la han celebrado de una u otra forma, aunque no siempre el año ha comenzado el mismo día y en la misma época.

año nuevo

Fuera cual fuera el día señalado para celebrarla, se le ha dado siempre una gran importancia. Por ejemplo los romanos, en este día, se esforzaban por borrar odios y se obsequiaban mutuamente con el fin de hacer más firme el olvido de riñas pasadas. A estos presentes le daban el nombre de “estrena”

Entre las costumbres catalanas, hay una practicada en los Valles del Pirineo, que ha llegado casi a nuestros días.

Los niños, en la vigilia de Fin de Año, corrían por las calles gritando:

“NInou, ninou

l’esquella al bou.

Un polli, un rocí,

una rosta per a mi.

Si no me’n donau

escales avall caigau”

Tal vez como recuerdo de las extravagantes diversiones en las que participaba el pueblo llamadas “fiestas de locos” a semejanza de las paganas “saturnales” y que, aunque fueron condenadas por la Iglesia, el pueblo no supo prescindir de ellas, como por ejemplo, la extravagante “misa del burro” que hacía referencia al que había en el establo donde nació Jesús y también el que condujo la Sagrada Familia a Egipto o, al que después montó Jesús al entrar entre palmas y laureles, aclamaciones y gritos de alabanza proferidos por el pueblo judío en Jerusalén.

Admitida esta simbología no es de extrañar que le dieran entrada al templo, durante la celebración de los divinos oficios y que se le pusiera en lugar honorifico, al lado del Evangelio, entonándole un himno en el cual, al final, se hacía sentir una exclamación semejante a un rebuzno.

Esta mezcla de sagrado y profano, que traspasaba los límites de toda intención reverente, fue, finalmente, suprimida.

Este día era, para los barceloneses, una de las fiestas mas señaladas, como lo demuestra que la celebrasen solemnemente todas las Autoridades ciudadanas. Los Consellers se reunian en la antigua plaza Sant Jaume para salir después, en cabalgata, a dar un paseo por la ciudad, como se ve consignado en el “Dietari del Consell” de mediados del s. XVI, como una costumbre establecida desde hacía tiempo.

trabucaires

Acompañaban al Obispo de Barcelona y, algunos años, asistió también el Arzobispo de Tarragona, los obispos de Urgell, Girona, etc., además de los Diputados de la Generalitat de Catalunya, los Cónsules de la Llotja de Mar, Caballeros, Nobles y ciudadanos, además de muchas personalidades de todos los estamentos, según graduación prescrita que se encuentra consignada en el “Llibre de Solemnitats”; y en este orden hacían el paseo por las principales vías ciudadanas, dando a esta cabalgata un mayor carácter festivo, la música de las trompetas y tambores del Consell de Cent, que la precedía, y el disparar de la artillería cuando la comitiva pasaba por delante de las fortificaciones de la muralla de la ciudad.

Categorías: Superstición, brujas, leyendas y tradición. | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Lilith Von Alexander (ART)

Mundos imaginarios

PsicoWisdom

Conocimiento, Comprensión y Explicación Humana

EL HOGAR DE LA FANTASIA

Aqui puedes encontrar informacion sobre seres mitologicos

franciscojaviertostado.com

Historia, medicina y otras artes

Etnicográfica

Blog de Antropología simbólica y literaria de Patricia Quintero

Maestros contra el Mundo Moderno

Silvana de Prado, una Maestra contra lo peor del Mundo Moderno. Maestra de Educación Primaria aunque también trabajé en Educación Infantil, Pedagogía Terapéutica y Atención Educativa Domiciliaria. En cada una de las publicaciones de mi blog encontrarás algo de interés. Aunque la inmensa mayoría son de mi autoría hay también alguna colaboración puntual. Maestros contra el Mundo Moderno está aquí para decir NO a la estupidización de nuestra sociedad desde la tierna infancia. Lo peor de la pedagogía moderna tiene sus días contados y la regeneración pedagógica ya asoma por el horizonte...¿Estás en facebook? ¡Silvana de Prado también!. ¿Quieres colaborar enviando algún artículo, enlace o alguna de tus experiencias en la escuela que no gire en torno a las nuevas tecnologías? Si es así escribe a: silvanadeprado@gmail.com. ¡Hasta pronto!.

En la lista negra

Libros de terror y ensayo bizarro

Cosas del Vallès

"Com el Vallès no hi ha res"

Cultura Conectada

Magazín colaborativo de cultura contemporánea, creatividad y comunicación.

A %d blogueros les gusta esto: