El origen de los Tatuajes

A lo mejor a algunos les parecerá que llevar tatuajes es algo moderno, algo que para unos puede ser sinónimo de rebeldía, para otros solo una tendencia o una moda más. Cuantos no se han arrepentido del impulso de marcarse algo en la piel que, en aquel momento les pareció importante, algo para toda la vida. Pero es que nuestros gustos cambian, y los que de jóvenes nos parece que va a ser eterno, a los dos días puede que acabemos odiándolo. Pero para todo hay remedio y, aunque hoy en día es posible eliminarlos con láser, resulta muy costoso, doloroso y deja cicatriz.

tatoo

El tatuaje de alguna manera  declara el fin de la infancia, “lo que de niño no podía hacer, ahora lo hago” Al igual que en la antigüedad confiere una identidad y una autoafirmación ante las inseguridades del adolescente que, a su vez, intenta provocar inquietud y molestias en los adultos.

Pero hoy en día también entra en juego el culto a la imagen que se encuentra muy potenciada por la T.V, el cine, los videojuegos… Y, desde luego, el consumismo que ha convertido el tatuaje en un bien de mercado, que ofrece tatuajes para todos los gustos y bolsillos, más caros, más glamurosos, más exóticos…

Pero como he dicho, los tatuajes vienen de muy antiguo y son algo más. Para algunos, una forma de vida, una identidad, incluso una religión.

Existen pruebas de que ya en la edad de piedra el ser humano tatuaba su cuerpo, y no precisamente para serguir una corriente estética. En 1991 se encontró en un glaciar la momia de un cazador del Neolitico con la espalda y las rodillas tatuadas. Pero antes de este descubrimiento la persona tatuada más antigua de la que se tenían referencias era la sacerdotisa egipcia Amunet que vivió en Tebas sobre el año 2000 A.C. Sus tatuajes eran muy similares a los del cazador: lineales con diseños de puntos y rayas. También se han encontrado utensilios para tatuar como los pequeños huesos hallados en la cueva prehistórica de Aurignac, lo que nos da idea de que el tatuaje era algo habitual en épocas muy remotas.

El termino “tatuaje” (tatoo en ingles) es de origen polinésico y precisamente los antiguos pobladores de la Polinesia  fueron los primeros que se grabaron motivos complejos en la piel. Se tatuaban hasta tal punto que no quedaba ni un solo trozo de piel a la vista.tatuajes

El tatuaje tribal, tan de moda actualmente, viene de eso, de tribu, e identificaba a cada individuo y su estatus dentro de un grupo. Hacia a cada persona única y cuanto mayor era su rango social, más complicado era el diseño del tatuaje.

Los Maorís en Nueva Zelanda se tatuaban de pies a cabeza, en un proceso lento y doloroso que comenzaba a los 8 años y que se iba renovando y ampliando durante toda la vida.

Todos estos tatuajes tenían una determinada función, basada en sus creencias. Los maorís pensaban que sus espirales tatuadas tenían el poder de atrapar la energía cósmica. Si alguien moría sin tener un tatuaje, rápidamente se lo hacían después de muerto ya que, si el difunto no tenia tatuajes protectores la hechicera se comería sus ojos y su alma ciega nunca podría hallar el camino a la inmortalidad.

También había en los tatuajes, al igual que hoy , connotaciones Erótico Sexuales, una forma de atraer al sexo opuesto determinada también por el lugar donde se colocan estos tatuajes. En las Islas Marquesas las mujeres se tatuaban los dedos, las orejas y sobre la vulva ciertos símbolos con marcada tendencia sexual. Los hombres se tatuaban todo el cuerpo, incluidos los parpados, la lengua y el cuero cabelludo ya que para ellos la piel tatuada era una armadura de protección tanto física como espiritual. Podemos ver en esta conducta el papel que hombres y mujeres han desempeñado en todas las culturas y razas desde que el mundo es mundo. El papel de la mujer como reproductora, creadora de vida, necesita de su atracción hacia el hombre para cumplir esa función y a su vez el hombre como protector de su clan, de su familia, necesita de armas para preservarse del mal y defender a los suyos.

Cuando los hombres morían, las mujeres les despojaban de la piel, ya que al guardián del paraíso no le gustaban los tatuajes, para entrar en el debían volver puros como llegaron al mundo y de esta manera podían ser enterrados en tierra sagrada y su espíritu entrar en el paraíso.

tribal

Sin embargo otros tatuajes, lejos de potenciar la lívido o intentar atraer al sexo opuesto, tienen una utilidad totalmente contraria. En la antigua Birmania las mujeres pintaban su rostro de negro para ocultar su belleza. Es una tradición milenaria que se remonta a una antigua leyenda:  Cuentan que un rey birmano se encontró con una joven en uno de sus viajes. Prendado de su belleza la cortejó, pero poco después la dejo abandonada. El resto de mujeres, al enterarse de lo ocurrido, para no sufrir la misma suerte, decidieron pintarse la cara con carbón. Pero este negro maquillaje duraba poco y para fijar el negro en su piel de forma permanente se vieron obligadas a tatuarse la cara con dibujos. Esta tradición se ha mantenido viva durante siglos, pero en la actualidad el gobierno ha prohibido esta práctica, no por estética, si no por ser un proceso lento y doloroso en el que se utiliza una pasta hecha con carbón y mediante una espina se va tatuando la cara a base de múltiples pinchazos. El dolor es intenso y ha de hacerse en varios días, incluso, cuando el tatuaje se realiza alrededor de la boca, la chica no puede alimentarse en varios días y solo puede ingerir líquidos.  Hoy en día no se ven ya chicas jóvenes con este tipo de tatuajes, pero aún se puede ver alguna adolescente tatuada en aldeas aisladas.

Otro tipo de significado que se le pueden dar a los tatuajes es el de “marca”, una forma de identificación que de alguna manera puede verse de una forma vejatoria. Si bien hemos dicho antes que el tatuaje serviría de una forma de distinción dentro de un estatus o clan social, también se puede asimilar esta marca a la que se hace al ganado para identificarlo como propiedad de un ganadero, a los esclavos como propiedad de un amo o a los prisioneros de los campos de exterminio nazi, que eran marcados con un doble significado: la identificación y la humillación, ya que la ley judía prohibía las marcas corporales.

El tatuaje llegó al mundo occidental a través de grandes exploradores en los siglos XVIII y XIX como el capitán Cook que describió así su proceso: “”Manchan sus cuerpos pinchando la piel con los instrumentos pequeños hechos del hueso, que estampan o mezclan el humo de una tuerca aceitosa […] En esta operación, que es llamada por los naturales “tattaw”, las hojas dejan una marca indeleble en la piel. Se realiza generalmente cuando tienen cerca de diez o doce años de la edad y en diversas partes del cuerpo.”

tatuaje tribal

Y ya en el mundo occidental donde ha tenido más difusión, antes de convertirse en una moda para todos los públicos, ha sido en el mundo carcelario. Aquí es donde la práctica del tatuaje pone al descubierto sus significados más ocultos.

Los presos fueron el primer grupo que utilizó el tatuaje para diferenciarse del resto de la sociedad, bien como símbolo de rebeldía, o como un pacto entre logias carcelarias. Simbología que vamos viendo continuamente en toda su historia: la rebeldía de los jóvenes al tatuarse por contrariar a una sociedad que de alguna manera rechaza el tatuaje y el sentido tribal de pertenencia a algún clan social.

Los tatuajes carcelarios pueden ser con motivos místicos: santos, vírgenes, cruces, figuras de Cristo o del diablo. Este tipo de tatuajes suelen elegirlos los presos acusados de violación.

tatuaje carcelario

Otros presos deciden tatuarse su nombre o sus iniciales para, de este modo, reafirmar su identidad y también imprimen sobre su pecho el nombre de la mujer amada como símbolo de amor eterno.

También son muy usuales entre los internos los tatuajes agresivos con los que intentan poner en evidencia su rudeza con expectativas a un ascenso en el rango otorgado por los internos. Estos tatuajes suelen ser aves de rapiña, espadas, animales feroces o puñales.

Tatuaje preso

Una calavera significaría que su portador no dudaría en matar ante alguna situación limite y sirve de advertencia para los que por algún motivo quieran enfrentarse a él.

En el universo carcelario los tatuajes sexuales se utilizan para diferenciarse. Entre los heterosexuales los dibujos tienden a reafirmar su virilidad , en el caso de los homosexuales el dibujo más utilizado es el de dos mariposas juntas.

Los tatuajes eróticos generalmente se representan con una mujer desnuda de formas exuberantes y curvas seductoras.

Se puede decir que de alguna manera en la piel de los presos se puede leer su biografía y reconstruir fragmentos de su vida a través de los mensajes que reproducen en sus tatuajes.

En las cárceles se siguen haciendo los tatuajes de forma totalmente artesana, sin colores ni elementos artísticos. Los secretos de su técnica se transmiten de convicto a convicto, como si de un rito iniciático se tratara, confiriéndole un halo de misterio. El instrumento que utilizan es totalmente casero: un motorcito de radio que acciona un elemento punzante( un bolígrafo, tenedor o cuchillo sujeto con alambres)y hace que se mueva como la aguja de una maquina de coser, entrando y saliendo de la piel. El pigmento no es más que tinta china o la de algún bolígrafo.

tatuaje prisión

El tatuaje carga el cuerpo de los presos de significado y este estigma les acompaña el resto de sus vidas.

Pero si tenemos que hablar de tatuajes que cargan tu cuerpo con algo más que un significado, algo que no es solo simbólico, sino que realmente te confiere una energía, que parecen llevarte a un estado de trance o ser incluso poseído por el espíritu y la fuerza del animal tatuado, tenemos que volver de nuevo a oriente, concretamente a Tailandia.

Tailandia es uno de los países con mayor tradición en tatuajes, que allí son considerados sagrados y han de respetar cierta estructura y códigos. Su nombre es SAKYANT que viene de Sak, tatuaje y “yantra”, geométrico.

tatuaje sagrado

Estos tatuajes aparecieron antes del budismo y cuentan que fueron los Ruesi, unos sacerdotes ermitaños, sus descubridores.

Los Ruesi eran consejeros mágicos de reyes y emperadores y fueron los que establecieron las reglas para realizar estos tatuajes.

Los Sak Yant se tatuaban en los guerreros para protegerlos y se creía que si estaban cubiertos con estos tatuajes sus pieles se hacían resbaladizas y difíciles de capturar en una batalla, a la vez que tan duras que ningún arma podría atravesarlas.

Cada dibujo tiene una oración mantra particular y unas normas estrictas; por ejemplo deben de ser trazados en una sola línea continua, sin levantar el instrumento que se utilice en su realización. Por eso tienen muchas curvas y bucles.

Al ser un tatuaje sagrado los que deciden llevarlo han de cumplir unas normas o votos de abstinencia:

1.- No comer calabaza, o ningún otro tipo de verdura similar a la “calabaza”.

2.- No ser el amante de una persona casada

3.- PROHIBIDO en extremo, degradar o gritar a tu madre o la de otro.

4.-No comer en una boda, o en un funeral.

5.-No comer las sobras.

6.-No cruzar por puentes grandes, los pequeños no se prohíben.

7.-No dejar una mujer sentarse encima de ti.

8.-No se permite a un hombre ser tocado por la blusa o la falda de una mujer (por ejemplo si estas en un autobús y la falda de una pasajera te roza).

Y muchos más, el mínimo de votos son 5 frente a los de un monje budista que llegarían a 227.

Sak Yant

Pero a los occidentales nos llaman mucho este tipo de cosas y estos tatuajes han pasado a ser una atracción turística con una fiesta multitudinaria que se celebra cada 7 de marzo en Tailandia.

Este festejo, que en el mundo occidental llamamos el Magic Tattoo festival de Tailandia, en realidad se llama Wai Khru y es una ceremonia religiosa que se realiza en el templo  Wat Bang Phra a donde budistas de todo el país se reúnen para rendir respeto a su maestro.

Los creyentes y curiosos llegan de todas partes del mundo atraídos por las increíbles leyendas sobre el poder de estos tatuajes.

Las escaleras que llevan al templo están abarrotadas de personas que esperan su turno, y al final de esta larga cola se encuentra el monje que les hará el tatuaje, cruzado de piernas y envuelto en su túnica naranja. A su lado están los utensilios de trabajo: una aguja de 60 cm y un bote de tienta mezclada con hierbas chinas y veneno de serpiente.

La misma aguja tatuará a decenas de personas antes de ser esterilizada con alcohol, pero en la puerta hay un cartel que dice: “Si tienes sida no vengas a tatuarte” Así que no hay nada que temer.

Así se recargan los tatuajes de los que llegan a tiempo y se bendice con agua al resto de los más de 5000 fieles que se amontonan a la entrada del templo.

trance

Entre la multitud, muchos enloquecen, algunos entran en trance, se convierten en el animal que llevan tatuado y corren despavoridos, otros caen de rodillas rezando, mientras que otros hacen fotos o disfrutan del espectáculo.

Pero esta insólita convención anual también es frecuentada por decenas de gansters y criminales. Este grupo incluye violadores y atracadores, algún que otro asesino a sueldo, rateros de los suburbios y muchos ex convictos. No acuden al templo en busca de la redención de sus pecados, ni de un retiro espiritual, solo desean los invencibles tatuajes de Buda.

«Tengo muchos enemigos y sólo la magia de Bang Phra puede hacer que las balas no me hieran y los cuchillos se doblen al contacto con mi piel» dice uno de ellos.

Cada sesión de tatuaje puede durar unas dos horas y tras ello el tatuado cae en un éxtasis que en ocasiones le lleva a arrastrarse por el suelo aullando antes de perder el conocimiento. “Es para espantar a los demonios” dice el monje mientras completa el ritual con una oración.

Lo normal es que los recién tatuados pongan a prueba el poder de sus tatuajes buscando pelea nada mas salir del templo. Pero esta leyenda no tiene ningún tipo de base que la sustente. Si sigue creciendo es porque, los que no encuentran protección, rara vez han vivido para contarlo. Otros disculpan los fallos diciendo “ La magia solo funciona si crees de verdad en ella”.

Pero según una noticia de junio del año pasado, todos estos turistas que acudían a tatuarse, van a tener que conformarse únicamente con sacar unas cuantas fotos y contemplar el espectáculo, a raíz de la entrada en vigor de una norma que prohíbe tatuar al extranjero diseños religiosos budistas.

El gobierno Tailandes alega que los turistas hacen un lucimiento irrespetuoso de estos símbolos, y los miles de tatuadores de Bangkok que ya tenían su negocio bien montado de cara a este turismo, se han echado a temblar ante la amenaza de esta ley.

Cada año son miles los forasteros que aprovechan su visita a Tailandia para tatuarse alguna imagen de Buda, muchas veces en zonas consideradas impuras y esto supone una ofensa para los creyentes. Para los budistas la parte del cuerpo que va de la cintura a los pies es juzgada como “sucia”, así que cualquier representación religiosa en caderas, glúteos o extremidades inferiores, es irreverente.Angelina Jolie

La gran avalancha de turistas en busca de estos tatuajes en Tailandia creció de forma espectacular cuando en el 2004 la actriz Angelina Jolie se tatuó, en uno de sus viajes a este país, un gran tigre junto con un símbolo de protección budista en su espalda, con la técnica del Sak Yant, que he explicado, mucho más dolorosa que el tatuaje tradicional. Desde entonces muchos son los que piden este mismo diseño y, ante el negocio, si el cliente paga, siempre encontrará quien le tatúe lo que pida y donde lo pida a pesar de las prohibiciones.

PARA ESCUCHAR EL AUDIO HAZ CLICK EN LA IMAGEN

13 mayo

Anuncios
Categorías: Arte, Curiosidades, Ser humano, Superstición, brujas, leyendas y tradición. | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

PsicoWisdom

Conocimiento, Comprensión y Explicación Humana

EL HOGAR DE LA FANTASIA

Aqui puedes encontrar informacion sobre seres mitologicos

franciscojaviertostado.wordpress.com/

franciscojaviertostado.com Historia, medicina y otras artes...

Etnicográfica

Blog de Antropología simbólica y literaria de Patricia Quintero

Maestros contra el Mundo Moderno

Silvana de Prado, una Maestra contra lo peor del Mundo Moderno. Maestra de Educación Primaria aunque también trabajé en Educación Infantil, Pedagogía Terapéutica y Atención Educativa Domiciliaria. En cada una de las publicaciones de mi blog encontrarás algo de interés. La mayoría son de mi autoría y algunas también cuentan con interesantes aportaciones de algunos colaboradores. Maestros contra el Mundo Moderno está aquí para decir NO a la estupidización de nuestra sociedad desde la tierna infancia. La pedagogía moderna tiene sus días contados y la regeneración pedagógica ya asoma por el horizonte...¿Estás en facebook? ¡Silvana de Prado también!. ¿Quieres colaborar enviando algún artículo, enlace o alguna de tus experiencias en la escuela que no gire en torno a las nuevas tecnologías? Si es así escribe a: silvanadeprado@gmail.com. ¡Hasta pronto!.

En la lista negra

Libros de terror y ensayo bizarro

Cosas del Vallès

"Com el Vallès no hi ha res"

Cultura Conectada

Magazín colaborativo de cultura contemporánea, creatividad y comunicación.

La Máquina de Von Neumann

De minimis non curat praetor

A %d blogueros les gusta esto: