TYCHO BRAHE, EL ASTRONOMO LOCO

Tycho Brahe fue uno de los astrónomos más importantes del siglo XVI y, todavía hoy en día, un halo de misterio sigue rodeando su muerte.

TYCHO

Pero si su muerte fue extraña, su vida no se queda corta. Estamos hablando de un personaje con una vida rara y extravagante, llena de excentricidades.

A los dos años su tío lo separó de sus padres, robándolo por pura conveniencia, ya que el no tenía descendencia, cosa que a sus padres no pareció importarles demasiado.

Su tío cuidó de que Tycho recibiera una esmerada formación. Estudió filosofía y retorica en la universidad de Copenhague pero, en 1560, un eclipse solar le animó a hacerse astrónomo, pero se dio cuenta de que sus observaciones solo serían reconocidas si llegaban a ser lo suficientemente precisas y sistemáticas y, sobretodo, debían de ser nocturnas. Así que tuvo que crear sus propios instrumentos y reunió tantos y tantos datos astronómicos que llegó a crear una de las colecciones más grandes de la historia sobre datos astronómicos.

TYCHO2

El tío envió al joven en 1562 a Leipzig a estudiar Derecho, acompañado por numerosos criados. Su mayordomo trataba de disuadir en vano a Tycho de las observaciones nocturnas del firmamento y del fervoroso estudio de Astronomía, que la familia le había prohibido.

A los 20 años perdió parte de su nariz en un duelo con otro noble danés, Manerup Parsbjerg. No fue una cuestión de amores, como era costumbre en la época, sino una discusión por una fórmula matemática.  Ahora tenemos foros para hacer preguntas, Google para buscar respuestas y Facebook para “matarnos” los unos a los otros de forma virtual, pero en el siglo 16 la única solución era tratar de matarse el uno al otro. A Brahe le tocaron demasiado las narices y tuvo que usar una prótesis de nariz por el resto de su vida. Esta nariz artificial era de cobre, pero para ocasiones especiales tenia prótesis de oro o de plata.

tycho nariz

Después de la muerte del tío, Tycho Brahe se consagró exclusivamente a la Astronomía y dedicó al estudio de los astros también su abultada fortuna. Se dice que tenía el 1% de toda la riqueza de Dinamarca, lo cual no es poco.

El astrónomo visitaba destacadas universidades europeas y mantenía contactos con los científicos más ilustres de su época. Estudió igualmente la Alquimia, que le atraía mucho, y la Medicina.

El afortunado Brahe vivía en un castillo rodeado de verdaderas excentricidades. Tenia su propio enano persona que, según se dice, tenia poderes psíquicos. El bufón de Brahe pasaba la mayoría de las cenas debajo de la mesa de su amo (no se sabe para que???)

tycho palacio

La mascota de Tycho era… un perro? Un gato???… No! Era un Alce, que por cierto tuvo una muerte algo rara. Por lo visto tomó demasiada cerveza y murió al caer por las escaleras mientras hacia una visita en nombre de Brahe a casa de un noble danés. Lo repito, era un ALCE, no lo habíais entendido mal.

Pero si su vida fue extraña, su muerte lo fue aun más, y este va a ser el tema que nos ocupe.

Murió de una repentina enfermedad en la vejiga durante una estancia en Praga. Durante 11 dias no pudo orinar y, tras una dolorosa agonía, murió. Al menos esta es la historia oficial, hay quien afirma que murió envenenado con mercurio, al menos así lo demuestran algunos exámenes hechos a los restos de su bigote.

No hace mucho se exhumaron sus restos para poder poner en claro los rumores que circulan desde hace siglos y que ponen en entredicho la causa oficial de su muerte: ¿Insuficiencia renal o un maquiavélico complot motivado por los celos?

La investigación está a cargo de un arqueólogo con pinta de Indiana Jones, el profesor Jens Vellev,  que ha pasado 10 años batallando con las autoridades checas hasta conseguir que le permitieran desenterrar el cuerpo de su mito.

Jens Vellev

Dispusieron únicamente de 4 dias para analizar los restos, antes de devolver el cuerpo a la tumba.

Se pretendía obtener la mayor cantidad de información posible sobre su vida, el estado de salud y la muerte del científico.

“En realidad, vamos a examinar toda su vida, no solamente su muerte”, matizó Vellev, que reconoce la posibilidad de que, al final, su equipo no logre descifrar el misterio.

Como ya he dicho antes Tycho Brahe, nació en 1546 en la región de Escania, en el Reino de Dinamarca, en una zona que hoy pertenece a Suecia.

Sus observaciones, tras largos años de estudio, le llevaron a cuestionar las teorías de la época sobre la inmutabilidad del universo, lo que hizo que su fama se propagara por toda Europa. De esta manera le llegaron ofertas de trabajo de todas partes, pero Brahe prefirió quedarse en su tierra natal, concretamente en Hven, donde instaló un prestigioso observatorio astronómico.

Tycho Brahe, de treinta años de edad, edificó en Hven un estupendo observatorio, denominado Uraniborg. En los años ochenta del siglo XVI fue una especie del centro astronómico del mundo.

Uraniborg

Uraniborg fue la primera institución científica moderna. Abarcaba desde la fabricación de instrumental científico hasta las observaciones astronómicas y la elaboración de sus resultados, incluida la publicación en una imprenta propia, y en papel producido por una papelera local.

El Instituto tenía su departamento matemático así como un laboratorio alquímico.

Los talleres mecánicos de Uranibog eran quizás los mejores del mundo. Tycho Brahe estaba interesado en lograr la máxima precisión en sus observaciones. El instrumental astronómico fabricado en dichos talleres, proporcionaba resultados veinte veces más precisos que los equipos corrientes de la segunda mitad del siglo XVI.

Pero en 1597, la suerte dejó de sonreírle, al morir el rey Federico II perdió un buen amigo y un gran valedor. Sin su amparo, Tycho Brahe empezó a ser criticado en la corte por todas sus faltas a las normas y convenciones sociales.

 De repente se veía que el astrónomo no se había presentado durante dieciocho años a la comunión….

Se decía, además, que vivía con una concubina. Esto no era verdad porque hacía tiempo que Tycho Brahe había legalizado su unión con la plebeya Cristina.

Sobre el origen de la mala voluntad entre la corte danesa y Tycho Brahe se cuenta una historia.

El lío surgió en torno a un perro.

Tycho Brahe y el mayordomo principal Valkendorf querían del embajador inglés un perro que les gustaba. El diplomático prometió el can a ambos. Después envió a la corte dos perros pero uno era pequeño y feo. El jovencísimo rey Christian debía decidir a quién se daría el perro bonito y a quién el feo.

El monarca dio el mejor perro al mayordomo lo que enojó mucho a Tycho Brahe, cuenta la anécdota.

Cuando se hizo evidente que Tycho había caído en desgracia, se le echaron encima todos. Sus súbditos presentaron contra él una demanda, y Tycho Brahe perdió el pleito. Empezó a acosarle también la Iglesia.

Fueron las últimas gotas que hicieron desbordar el vaso. Tycho Brahe decidió abandonar Dinamarca.

Gracias a la mediación de Tadeáš Hájek, médico de cabecera de tres emperadores, Tycho Brahe fue invitado a Praga para desempeñarse como astrónomo de la corte de Rodolfo II, amante de las artes y de las ciencias, que lo puso al frente de un ambicioso programa de investigación con el alemán Johanes Kepler como asistente.

No es raro, pues, que el joven discípulo figure entre la lista de sospechosos de la muerte del maestro, ya que esta le serviría de trampolín en su carrera hacia la gloria. De hecho Kepler después admitió algunas cosas:

“Yo confieso que cuando Tycho murió me aproveché de la situación, de la falta de cuidado del testamento y demás, para hacerme de todas las observaciones  de Brahe y tomarlas bajo mi cuidado, o quizás, usurparlas”

Como Brahe se casó con una plebeya, todos sus hijos era, en cierto modo, ilegítimos, y no tenían derecho a quedarse con los conocimientos que su padre había juntado durante su vida. Entre los que se incluían el descubrimiento de cerca de mil estrellas. En vida, Brahe no había revelado esta información ni a su más preciado pupilo, Johanes Kepler.

Tras la muerte de Brahe las medidas sobre la posición de los planetas pasaron a posesión de Kepler, y las medidas del movimiento de Marte, en particular de su movimiento retrógrado, fueron esenciales para que pudiera formular las tres leyes que rigen el movimiento de los planetas. Posteriormente, estas leyes sirvieron de base a la Ley de la Gravitación Universal de Newton.

Con estos datos, Kepler pudo llevar a la astronomía un paso más allá, convirtiéndose en lo que Sagan llamaría “el primer astrofísico y el último astrólogo”.

Pero la lista de sospechosos es más larga e incluye otro nombre que aún suena con más fuerza. El propio primo de la víctima, Eric Brahe, que habría actuado por encargo del rey Christian IV, para vengar el romance que el astrónomo había mantenido con su madre, la reina Sofía.

Como ya he apuntado, los estudios realizados en los años 90 sobre unos pelos del bigote del científico, Brahe murió envenenado con mercurio y esta teoría es la que pretende corroborar el equipo de Vellev con nuevas pruebas.

Pero más allá de la teoría de la conspiración, también existe la posibilidad de q fuera el mismo astrónomo el que se suministrara una dosis exagerada de mercurio, que en aquella época se utilizaba como fármaco, para intentar curarse de una infección en la vejiga.

Se acabe demostrando o no su asesinato, los checos seguirán asociando a Tycho Brahe con las ganas de ir al baño. Y es que “perdone, pero no quiero acabar como Tycho Brahe” es la expresión que se utiliza en este país como excusa para ir al servicio.

Según la tradición, el célebre astrónomo falleció por una infección en la vejiga tras un banquete ofrecido en la corte de Praga. El caballero científico habría aguantado hasta el límite con tal de no romper el protocolo, que prohibía levantarse de la mesa antes que el rey.

Brahe sigue siendo un gran personaje para la ciencia moderna. Impulsó la astronomía y la astrofísica, aunque dejara su legado, directa o indirectamente, a Kepler. Quizá hizo más ya muerto que en vida, pero esto no le va a quitar la grandeza de sus observaciones.

tumba de Tycho Brahe

Los restos de Tycho Brahe reposan bajo la losa sepulcral de mármol rojizo donde fue sepultado con gran pompa en la iglesia de Nuestra Señora de Týn, en la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga. Su repentino fallecimiento a la edad de 54 años sigue intrigando a los historiadores.

1 julio

PODÉIS ESCUCHAR EL AUDIO AQUÍ:
http://www.ivoox.com/candil-insolito-1x17_md_1315054_1.mp3″ Ir a descargar

Anuncios
Categorías: Ciencia, Personajes Insólitos | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

PsicoWisdom

Conocimiento, Comprensión y Explicación Humana

EL HOGAR DE LA FANTASIA

Aqui puedes encontrar informacion sobre seres mitologicos

franciscojaviertostado.wordpress.com/

franciscojaviertostado.com Historia, medicina y otras artes...

Etnicográfica

Blog de Antropología simbólica y literaria de Patricia Quintero

Maestros contra el Mundo Moderno

Silvana de Prado, una Maestra contra lo peor del Mundo Moderno. Maestra de Educación Primaria aunque también trabajé en Educación Infantil, Pedagogía Terapéutica y Atención Educativa Domiciliaria. En cada una de las publicaciones de mi blog encontrarás algo de interés. La mayoría son de mi autoría y algunas también cuentan con interesantes aportaciones de algunos colaboradores. Maestros contra el Mundo Moderno está aquí para decir NO a la estupidización de nuestra sociedad desde la tierna infancia. La pedagogía moderna tiene sus días contados y la regeneración pedagógica ya asoma por el horizonte...¿Estás en facebook? ¡Silvana de Prado también!. ¿Quieres colaborar enviando algún artículo, enlace o alguna de tus experiencias en la escuela que no gire en torno a las nuevas tecnologías? Si es así escribe a: silvanadeprado@gmail.com. ¡Hasta pronto!.

En la lista negra

Libros de terror y ensayo bizarro

Cosas del Vallès

"Com el Vallès no hi ha res"

Cultura Conectada

Magazín colaborativo de cultura contemporánea, creatividad y comunicación.

La Máquina de Von Neumann

De minimis non curat praetor

A %d blogueros les gusta esto: