Santiago de Compostela

El mismísimo Dante Alighieri, distinguía en su obra “La Vita Nuova” entre el peregrino, el romero y el palmero.
“No se entiende por peregrino sino el que va hacia la casa de Santiago, o vuelve de ella…”

santiago


Así, pues, en nuestro peregrinar candilero, voy a centrarme hoy en Santiago de Compostela y, como buenos peregrinos vamos, primero a equiparnos debidamente, aunque la indumentaria del peregrino no es característica, necesitaremos calzado fuerte con el que poder aguantar las inclemencias del tiempo y las largas caminatas; un abrigo corto con una esclavina reforzada de cuero para protegernos del frío; un sombrero de ala ancha, que lo mismo nos puede hacer de parasol o para lluvias; y esa peculiar calabaza que se llevaba colgada y hacía las veces de cantimplora para guardar el agua o el vino que en ocasiones obsequiaban algunos hospitales para aliviar la sed, dar ánimo o aliviar un poco el cansancio del peregrino. Y, claro esta, en nuestra indumentaria de peregrinos no puede faltar la concha, la vieira, insignia del peregrino por excelencia.

peregrinos
Lógicamente, el paso del tiempo ha cambiado las cosas y la indumentaria de antes no es la de ahora. El calzado es mucho mas cómodo y la ropa está más adecuada al clima. Hasta hay quien decide realizar el camino en algún tipo de vehiculo, hoy dia, todo vale para el que quiere realizar este camino en busca de la espiritualidad. Las motivaciones que pueden llevar a alguien a recorrer el camino de Santiago pueden ser muy variadas. No todos se mueven por motivos religiosos; también hay personas que cumplen una promesa, o que buscan algo en su interior. Sea lo que sea, ninguno que concluye el recorrido queda decepcionado.
El camino de Santiago se viene haciendo desde que fue descubierto el cuerpo del que, según la tradición, es el apostol Santiago. Sin embargo cada vez son más las personas que sin necesidad de ser creyentes, realizan el viaje tratando de encontrar “algo” en el interior de sus corazones.
Y es que todo Compostela, y en especial su catedral, destila espiritualidad.
El descubrimiento del que se piensa es el Apostol Santiago, acaeció allá por el año 830, cuando un eremita llamado Pelayo se encontraba rezando por las cercanías de la iglesia de San Fiz de Solovio. Según cuenta la historia, escuchó unos cánticos que llegaban de un bosque cercano llamado Libredón.
Pelayo quedó muy sorprendido por este suceso y decidió contárselo al obispo de la diócesis, que por aquel tiempo era Teodomiro y se hallaba en las cercanías de lo que hoy es Padrón. Por lo que se ve el obispo debió de dar algún crédito al relato, porque decidió acercarse al lugar de los hechos guiado por Pelayo.
Antes de adentrarse en el bosque, Teodomiro decide hacer una serie de ayunos que le servirían de preparación ante lo que allí se pudiera encontrar. Días después, ya preparado, se interna en el lugar y se encuentra con una construcción en la que se hayan enterrados 3 cuerpos, que según el obispo corresponden al Apóstol Santiago y a sus dos discípulos, Atanasio y Teodoro.

tumba de santiago
Ante un descubrimiento tan importante, Teodomiro se lo comunica al rey asturiano Alfonso II, el casto, que no duda un momento en dirigirse hacia Compostela y ordena que allí se erija un oratorio para honrar la memoria del discípulo de Cristo. La noticia se extendió como reguero de polvora y muchas personas deciden viajar a Compostela para rezar ante el cuerpo de Santiago, lo que constituye el inicio de las actuales peregrinaciones.
Este fenómeno de las peregrinaciones fue lentamente en aumento, hasta el extremo de que las principales calles del centro histórico de Compostela tienen una orientación norte-sur, para terminar desembocando todas en la catedral.
El primitivo oratorio que se construyó era pequeño y modesto, hecho de mampostería y barro, era algo provisional hecho para proteger los cuerpos recién hallados. Pero era tan grande la afluencia de visitantes que urgía la ampliación del templo. Con el tiempo se fueron realizando cambios hasta conformar la maravilla arquitectónica que hoy podemos admirar en Compostela.

catedral de santiago
Hasta esta catedral llegaban y llegan gentes de todo el continente europeo y de todas las condiciones sociales.
Su gran belleza laberíntica y el simbolismo que encierra hace necesario el seguir un orden, a fin de no perderse detalle, y aún así sería aconsejable volver en más de una ocasión.
Vamos a cerrar los ojos, en este peregrinaje virtual, y vamos a imaginar que estamos allí. Visitaremos la cripta, que fue construida en torno al año 1168, por el maestro Mateo. Los capiteles de su interior poseen decoración vegetal. En las bóvedas de crucería vemos a dos ángeles que llevan representaciones del sol y la luna, esto simbolizaría la bóveda celeste, pero también nos da la idea de la dualidad: la noche y el día, masculino y femenino, positivo y negativo.

capiteles
Ya en el interior, no podemos pasar por alto el Pórtico de la Gloria, una de las obras cumbres del románico universal.
Fue terminado en el año 1188, por el maestro Mateo, también, y está distribuido en tres arcos de medio punto.
No es sencillo interpretar el significado del pórtico, pero tras varios estudios realizados, se llego a la conclusión de que hace referencia al Apocalipsis de San Juan.
En un lugar muy destacado del parteluz, se encuentra la figura del Apostol, que lleva en su mano un bastón en forma de tau. Bajo esta imagen, destaca un capitel que representa la naturaleza divina de Cristo, a través de la trinidad. Según la tradición miles de personas repiten una y otra vez el mismo ritual, haciendo coincidir los cinco dedos de la mano derecha con las raíces del árbol, allí representado, al tiempo que rezan una oración. Es la forma en que, los peregrinos, agradecen su feliz llegada a Santiago.

pórtico de la gloria
Tras el parteluz se realiza otro de estos rituales. Si nos arrodillamos y miramos hacia el altar, veremos otra imagen realizada por el maestro Mateo. Es una escultura conocida vulgarmente con el nombre de “santo dos croques” y debemos contactar en su cabeza con nuestra frente para que nos llegue algo de su sabiduría.

“santo dos croques”

“santo dos croques”

Ya en el interior, pasado el pórtico de la gloria, el ritual consiste en comenzar el recorrido de la catedral siguiendo el movimiento de las agujas del reloj. De esta forma iremos pasando por las sucesivas capillas, como la del Cristo de Burgos, la de la Comunión y la de Santa Catalina. Pero al llegar a la capilla de la Corticela, nos detendremos, sobre todo si somos estudiantes en época de exámenes ya que, en un nicho de la nave lateral izquierda, se encuentra una imagen de Jesús en el Huerto de los Olivos, y en las manos de esta imagen, los jóvenes y no tan jóvenes, depositan papeles rogando el tan ansiado aprobado en sus exámenes.
Siguiendo con el paseo, no debemos olvidar subir las escaleras que empiezan frente a la capilla del Pilar, para alcanzar el camarín del Apostol y darle el tradicional abrazo. Pero este abrazo ha de hacerse ante la espalda del Apostol, alcanzando su esclavina de plata con piedras incrustadas, que en otro tiempo fueron preciosas.

beso al apostol
Santiago lleva en su mano derecha una inscripción que hace referencia a la presencia del cuerpo del santo. Después de dar el tradicional abrazo, entraremos por la girola y debemos encontrar las escaleras en las que se observan las huellas que dejaron los numerosos peregrinos y descenderemos por ellas hasta la tumba del Apostol, de obligada visita. Veremos los restos en una urna de plata. Según la tradición este es el lugar elegido por los discípulos Teodoro y Anastasio para sepultar los restos del Apostol, traídos desde palestina y enterrados en un arca de mármol.
Estas reliquias se ocultaron en el s. XVI para evitar su expoliación por los ingleses capitaneados por el corsario Drake.
En las excavaciones realizadas en 1879 el historiador Antonio López Ferreiro encuentra el antiguo sepulcro con una urna de plomo en la que aparecen identificados los huesos que se supone son del Apostol Santiago y de sus discípulos.

tumba de santiago apostol
A raíz de este hallazgo el culto jacobeo, que había estado algo estancado en los últimos siglos, resurge como el ave fénix. En este lugar, encima del antiguo podio romano, se sitúa la urna de plata que recoge los restos del Apostol y que fue realizada en el S. XIX por orfebres compostelanos. En el centro de la urna podemos ver el pantocrátor rodeado por los evangelistas.
Si se dobla por la nave lateral hacia la central nos encontramos son unos confesionarios. Hemos llegado, pues, a dos capillas, la de las reliquias y la de San Fernando. En el vestíbulo, entre estas capillas, se encuentra el sepulcro del obispo Teodomiro, el cual fue hallado durante unas excavaciones en el año 1955. Recordad que al principio ya os hable de este obispo, que tanto tuvo que ver en la difusión del encuentro del cuerpo del Apostol.
A mano derecha, esta la capilla donde son veneradas, nada más y nada menos que 140 reliquias. Estas reliquias, que a lo largo de los años ha ido acumulando la catedral compostelana, están guardadas en un retablo gótico reciente, de 1924. En 1615, fray Hernando Oxea publicó una relación pormenorizada de las reliquias existentes hasta ese momento en la catedral. Solo como ejemplo puedo citar, además del cuerpo del propio Apostol, algunas relacionadas con el mismo Jesucristo: una espina de la corona que llevó hasta la cruz, un pedazo del Lignum Crucis, un trozo de su báculo, otro de la mesa de la ultima cena, un poco de la leche de los pechos de la Virgen María (tan fresca, blanca y perfecta como si fuera recién destilada de ellos) y algunos de sus cabellos.

capilla de las reliquias
Reposaban aquí también los cuerpos de algunos santos como Cucufate, Fructuoso, Susana y Silvestre, hasta que en 1992 fueron reclamados por Portugal.
Después de recorrer la catedral, salimos por la fachada del Obradoiro y encaminamos nuestros pasos hacia el museo Catedralicio. Para esto bajaremos unas escaleras, giramos a la izquierda y entramos en una galería que desemboca en este recinto.
Aquí nos encontramos con muchas piezas románicas del maestro Mateo, capiteles y esculturas e incluso, en el suelo, descubrimos un trozo de una antigua calzada medieval.
Una de las piezas más importantes custodiadas en este museo es el miliario de Calígula, datado en el año 40 d. C.

miliario de Calígula
Podemos admirar también una serie de relieves tallados en madera y relacionados directamente con Santiago de Compostela. En uno de ellos podemos ver el regreso de las campanas de la catedral a hombros de los musulmanes, allá por el año 1236.
En el año 997 después que Almanzor destruyera la ciudad, tomó las campanas como botín e hizo que fueran cargadas a espaldas de los cristianos.

Otros de los relieves nos muestra un grupo de peregrinos en el Monte del Gozo, primer hito del camino de Santiago, desde donde eran visibles las torres de la catedral.
El tercer relieve nos enseña el traslado del cuerpo del Apostol desde Padrón a Santiago. Este transporte fue hecho en un carro tirado por bueyes, donado por la reina Lupa.

claustro
Si subimos unas escaleras accederemos al claustro de la catedral, en el centro del cual se custodia un gran cuenco, cuya función era la de que los peregrinos, tras su largo camino, se lavasen antes de dirigirse a la catedral. Antiguamente, estaba situado frente a la fachada de la Arcibechería.
De entre todos los tesoros que podemos visitar en esta catedral, hay uno que hace unos meses saltó a las noticias, ya que a punto estuvimos de quedarnos sin el. Es el Codice Calixtino.

Codice Calixtino
Dentro de los detalles que se aportan en este Codice, hay uno que no debe ser olvidado, y es que con relación a la tumba del Apostol, Picaud dejaba claro un planteamiento que se ha de tener muy en cuenta:

“Se consideraba que este cuerpo es inamovible, según el testimonio de san Teodomiro, obispo de la misma ciudad, que en otro tiempo lo descubrió y en modo alguno pudo moverlo…”

Este detalle viene a recordar lo que se ha repetido en infinidad de ocasiones con relación, por ejemplo, a imágenes de la Virgen, que han querido ser trasladadas y que dichas imágenes se “han negado” resistiéndose a su traslado por ejemplo, con un aumento de su peso, cada vez que se trataba de trasladadas.
De este modo los lugareños no tenían más remedio que levantar la ermita o santuario allí donde se producía el hallazgo. Este parece ser el caso de los restos que se encuentran en la catedral de Santigo de Compostela, hasta el punto que los templos sucesivos que se fueron levantando sobre el eje del sepulcro y que poco a poco fueron en aumento hasta extender sus redes por toda la ciudad, nos da como resultante que toda la urbe gira en torno a la tumba, dando a Santiago de Compostela una atmósfera muy difícil de superar en otros lugares del mundo.
De ahí la atracción que despierta en los peregrinos, pues no tenemos que olvidar que no todas las personas recorren el camino de Santiago motivados por la fe religiosa.
Los constructores de la catedral siguieron criterios geobiológicos (una técnica que permite conocer la naturaleza y sus energías terrestres y detectar su influencia sobre el ser humano) y estos criterios se hacen visibles para la percepción de los viajeros que llegan a Compostela. Los constructores sabían aprovechar estas energías de la tierra que aparentemente no son perceptibles, pero que pueden llegar a producirnos sensaciones de placidez y bienestar.
Y otra gran maravilla que no podemos dejar de visitar es el Botafumeiro. Desde la capilla del Pilar se observa el cimborrio, de corte gótico, sobre el crucero, del que cuelga este enorme incensario.

botafumeiro
En la alcachofa situada en el extremo de la cuerda, que pende sobre el altar mayor, es donde se ata. Para su funcionamiento se necesitan ocho personas, llamados tiraboleiros, cuya misión consiste en tirar de unas que están enganchadas en la maroma y conseguir asi, el movimiento oscilatorio a lo largo de la enorme nave del crucero.
Solo se utiliza en las grandes ceremonias religiosas y el origen de esta costumbre se remonta al inicio de las peregrinaciones, cuando empezaron a producirse de forma masiva con el propósito de perfumar las naves de la catedral, ante el olor que desprendían los peregrinos que llegaban a Compostela, tras su largo camino.
La tradición se ha mantenido y hoy día es únicamente ritualistico, además de que la acción del incienso perfuma y relaja.
La forma en que se mueve el botafumeiro (como un péndulo) lo convierte en un espectáculo muy llamativo, puesto que consigue rozar las bóvedas de las naves del crucero.
A pesar del cuidado que se pone en el desarrollo de esta operación, y al elevado numero de participantes ante el que se efectúa, el botafumeiro se desprendió en dos ocasiones: una en el año 1499 y otra 1622. Afortunadamente en ningún caso debieron de lamentarse daños personales.
Un consejo para los viajeros que queráis desentrañar los misterios de la catedral: después de seguir un orden, deteneros en los pequeños detalles que se aprecian en todas partes, respirad la atmósfera que allí permanece intacta después de los siglos, mezclaros con los devotos y percibir su fe… haceros, en definitiva, parte de esa magia que encierra toda Compostela y muy especialmente el complejo catedralicio.

PODÉIS ESCUCHAR EL AUDIO AQUI:

http://www.ivoox.com/candil-insolito-2×16-santiago-compostela_md_1650834_wp_1.mp3″

Ir a descargar

Anuncios
Categorías: Lugares insólitos | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

PsicoWisdom

Conocimiento, Comprensión y Explicación Humana

EL HOGAR DE LA FANTASIA

Aqui puedes encontrar informacion sobre seres mitologicos

franciscojaviertostado.wordpress.com/

franciscojaviertostado.com Historia, medicina y otras artes...

Etnicográfica

Blog de Antropología simbólica y literaria de Patricia Quintero

Maestros contra el Mundo Moderno

Silvana de Prado, una Maestra contra lo peor del Mundo Moderno. Maestra de Educación Primaria aunque también trabajé en Educación Infantil, Pedagogía Terapéutica y Atención Educativa Domiciliaria. En cada una de las publicaciones de mi blog encontrarás algo de interés. La mayoría son de mi autoría y algunas también cuentan con interesantes aportaciones de algunos colaboradores. Maestros contra el Mundo Moderno está aquí para decir NO a la estupidización de nuestra sociedad desde la tierna infancia. La pedagogía moderna tiene sus días contados y la regeneración pedagógica ya asoma por el horizonte...¿Estás en facebook? ¡Silvana de Prado también!. ¿Quieres colaborar enviando algún artículo, enlace o alguna de tus experiencias en la escuela que no gire en torno a las nuevas tecnologías? Si es así escribe a: silvanadeprado@gmail.com. ¡Hasta pronto!.

En la lista negra

Libros de terror y ensayo bizarro

Cosas del Vallès

"Com el Vallès no hi ha res"

Cultura Conectada

Magazín colaborativo de cultura contemporánea, creatividad y comunicación.

La Máquina de Von Neumann

De minimis non curat praetor

A %d blogueros les gusta esto: