El conde de Saint-Germain

El peculiar conde de Saint-Germain (no confundir con una tal Anne Germain que anda por ahí “entre fantasmas”) era alquimista, diplomático y aventurero y llevó una vida muy movida por las cortes reales de la Europa del siglo XVIII. Algunos creen que sigue todavía vivo…

saint germain

A finales de 1745 Londres fue asaltada por la “fiebre de los espías”. A pesar de que la causa jacobita había sido derrotada, se temía que los conspiradores podían estar ocultándose en Londres. Uno de los sospechosos fue apresado en noviembre y acusado de estar en posesión de cartas que apoyaban a los Estuardo. Esta persona sostuvo que esta correspondencia le había sido “endosada” y finalmente quedó libre. Pero comentando el caso en una carta dirigida a sir Horace Mann, Horace Walpol escribió:

El otro día detuvieron a un hombre extraño que se hace llamar conde de Saint-Germain. Ha estado aquí estos dos años, pero no dice a nadie quien es ni de dónde viene. Admite sin embargo que este no es su verdadero nombre, está loco y no es muy sensato.”

Este comentario describe con gran acierto a uno de los personajes más extraños de la alta sociedad del siglo 18, un hombre al que se tildo de charlatán, loco, atolondrado, pretencioso y timador, pero al que su último mecenas, el príncipe Carlos de Hesse Kassel, consideraba uno de los más importantes sabios que haya existido jamás.

saint germain

El primer dato sobre este personaje se remonta a 1740, cuando un elegante hombre de unos 30 años comenzó a frecuentar los ambientes de moda vieneses, Su forma de vestir llamó la atención en aquella época en que la moda era colorista y fantasiosa, ya que el normalmente vestía de negro a excepción de los vaporosos cuellos y puños de lino blanco. La sobriedad de su vestimenta contrastaba con el brillo de los diamantes que llevaba en los dedos, en su reloj, en la cajita de rapé y en la hebilla de los zapatos y, según informaciones posteriores, también llevaba puñados de diamantes sueltos en sus bolsillos en lugar de dinero.

En Viena conoció al mariscal francés de Belle Isle, que había resultado herido durante una campaña en Alemania y estaba a punto de morir. No se sabe cómo pero el conde de Sain-Germain le curó y como agradecimiento se lo llevo a Francia, poniendo a su disposición un laboratorio muy bien equipado.

La leyenda comienza poco después de su llegada a Paris. Una noche acudió a una fiesta organizada por la anciana condesa Von Gregory, cuyo difunto marido había sido embajador en Venecia allá por el año 1670. Al oír que anunciaban al conde, la condesa dijo que recordaba el nombre de cuando ella estuvo en Venecia y preguntó si el padre del conde estuvo allí por aquella época. No, era él mismo el que había estado allí y recordaba muy bien a la condesa; una joven y hermosa muchacha.

Imposible, dijo la condesa.

El hombre que ella conoció por aquel entonces debería tener unos 45 años, aproximadamente la misma edad que tenía el conde en ese momento.

Muchas historias parecidas circularon por los ambientes de moda franceses. Se afirmaba, por ejemplo, que había conocido personalmente a la Sagrada Familia, que había asistido a las fiestas de la boda de Caná, y que siempre supo que Cristo tendría un mal final.

Nunca se sabrá la verdad acerca de sus dos años de estancia en Inglaterra, antes de su arresto en 1745, pero es muy posible que se le hubiese confiado una misión secreta y a su regreso a Francia realizó para el rey varias gestiones políticas delicadas.

En 1760 el rey Luis envió al conde a La Haya y allí se enfrentó con Casanova, que también era embajador en esta ciudad, el cual se esforzó sin éxito por desacreditarle en público. También se ganó la enemistad del duque de Chusel al descubrir que el conde había hecho sondeos con la intención de firmar la paz entre Inglaterra y Francia, por este motivo Saint Germain tuvo que escapar y durante dos o tres años vivió en Holanda bajo el nombre de conde de Surmont, dedicándose a recoger dinero para construir laboratorios en los que fabricaba pinturas y colorantes, tratando además de perfeccionar las técnicas de la alquimia. Parece ser que no le fue mal ya que desapareció de Holanda con 100.000 florines, para reaparecer en Bélgica, haciéndose llamar marqués de Monferrat. Allí puso en marcha otro laboratorio antes de desaparecer de nuevo.

Durante los años siguientes se sucedieron historias procedentes de varios lugares de Europa sobre las actividades del conde. En 1768 apareció en Rusia donde fue nombrado consejero del conde Alexei Orlov, jefe de las fuerzas imperiales rusas. Como recompensa a su buen trabajo fue nombrado oficial del ejército ruso, eligiendo en esta ocasión el nombre de general Welldone (que en ingles significa Bien Hecho) . Podría haberse establecido en Rusia y llevar una buena vida pero, tras la derrota de los turcos en 1770 decidió cambiar de aires de nuevo.

En 1774 apareció en Nuremberg y esta vez pretendió ser el príncipe Rákoczy, miembro de una familia de Transilvania. Pero fue descubierto y aunque no pretendió nunca desmentirlo, consideró oportuno emigrar, esta vez a Leipzig, presentándose ante el príncipe Federico Augusto de Brunswik como francmasón de cuarto grado, algo que era muy arriesgado ya que el príncipe era Gran Mestre de las Logias Masonicas Prusianas. El príncipe declaró que no era un masón, a lo que el conde replicó que sí que lo era, pero que había olvidado todos los signos secretos. (sí, claro… y el príncipe fue y se lo tragó)

El caso es que en 1779 encontramos al conde en su última residencia conocida, esta vez en Alemania. Su aspecto era de un hombre viejo, de unos sesenta y tantos años, aunque como es natural pretendía ser mucho más viejo. Parte de su encanto superficial había desaparecido y al principio no logró impresionar mucho al príncipe de Hesse Kassel, pero muy pronto calló cautivado al igual que sus predecesores.

Por esta época el conde tenía ideas bastante místicas, escuchad lo que le dijo al príncipe Carlos:

Se la antorcha del mundo. Si tu luz es únicamente la de un planeta, no serás nada a la vista de Dios. Reservo para ti un esplendor para el que la gloria del Sol es una sombra. Guiaras el camino de las estrellas, y los que gobiernen los Imperios deberán ser guiados por ti.”

El conde de Saint-Germain murió el 27 de febrero de 1784 en la residencia del príncipe Carlos, donde fue enterrado y donde su último mecenas erigió un monumento funerario con la inscripción:

“Aquel que se hacía llamar conde de Saint-Germain y Welldone, y del que no hay otras informaciones, ha sido enterrado en esta iglesia”

¿Estaba muerto de verdad? Hay pruebas de que se apareció a un cierto número de personas entre los años 1784 y 1820 y hay quien asegura que todavía sigue vivo.

Pero el verdadero misterio que sigue rodeando la leyenda de Saint-Germain es la forma en que obtuvo sus conocimientos tan especializados, y la única respuesta es La Experiencia.

Sus seguidores insistían en que ya poseía estos conocimientos la primera vez que apareció en la corte francesa, hacia 1740, pero no todos sus contemporáneos quedaban impresionados por sus talentos. Casanova que lo conoció en La Haya cuando ambos estaban cumpliendo misiones diplomáticas, lo consideraba un charlatán, pero aun así lo encontró encantador:

“Este hombre extraordinario, destinado por naturaleza a ser el rey de los impostores y los curanderos, era capaz de decir de forma simple y confiada que tenia trescientos años, que conocía el secreto de la medicina universal, que dominaba la naturaleza, que podía disolver diamantes, afirmándose capaz de formar, a partir de 10 o 12 diamantes pequeños, uno de la mayor transparencia…

Todo esto, decía, era una bagatela para él. A pesar de sus jactancias, sus descaradas mentiras, y sus numerosas excentricidades, no puedo decir que lo considerara ofensivo. Pese a que yo sabía quién era, y pese a mis propios sentimientos, pensé que era un hombre asombroso…”

casanova

Pero muchas de las historias acerca de Saint-Germain no provienen del conde sino, como revelaron las investigaciones de Gustav Bertold en los años 20, de un impostor llamado Gauví, que estaba al servicio del peor enemigo de Saint-Germain, el duque de Chusel, que por causa de los celos no se detenía ante nada con tal de desacreditarlo.

Se trataba de que Gauví, que se parecía muchísimo al conde, se presentara en sociedad exagerando las debilidades conocidas del conde.

Aun hoy en dia, no todo el mundo cree que haya muerto, aunque en los archivos de la parroquia de Eckenforde está registrada su muerte. La leyenda de que sigue vivo nació casi inmediatamente, acrecentando el misterio el hecho de que el príncipe Charles de Hesse Kassel quemara todos sus papeles para, según sus propias palabras: “que no fueran mal interpretados”. Además uno de los seguidores de Hesse hizo correr la noticia de que no había muerto, sino que había aparecido en Paris y predicho el estallido de la revolución francesa a Maria Antonieta… quien, en sus diarios, lamentó no haber tomado en cuenta lo que le había dicho Saint-Germain.

En 1785, un año después de su supuesta muerte, hizo otra aparición observada por mucha gente, acompañado, según se dijo, por el mago Cagliostro, el hipnotizador Anton Mesmer, y el filosofo Luis Claud de Saint-Martin.

En 1789 se presentó en Suecia para advertir al rey Gustavo III de un peligro, y de paso, visito a su amiga mad. d’Ademar, que anoto en su diario que seguía aparentando 46 años, y le dijo que la vería 5 veces más.

La última vez que se le vio fue la noche anterior al asesinato del duque de Berry en 1820.

Napoleón III estaba tan intrigado por la historia de este personaje que nombró una comisión especial para investigar su vida y sus actos enigmáticos. Pero desgraciadamente, los hallazgos de esta comisión quedaron destruidos en un incendio que arrasó el hotel de Ville de Paris en 1871, hecho que se cree que no fue del todo una coincidencia.

Unos años después, la Sociedad Teosófica de madam Blavatsky anunció que Saint-Germain era uno de sus “maestros ocultos”, junto a Cristo, Buda, Apolonio de Thiana, Cristian Rosenkruz y Francis Beicon. Incuso se trasladaron a París después de la derrota nazi, convencidos de que encontrarían al conde; pero por lo visto no apareció.

madam Blavatsky

Sin embargo la leyenda sigue viva. En enero de 1972, un parisino llamado Richard Chanfray apareció en la televisión francesa afirmando ser Saint-Germain. Frente a las cámaras, y empleando un hornillo de camping, intentó transformar plomo en oro, al parecer con éxito.

 Richard Chanfray

En la década de los 70 forma parte del equipo de la NASA para misiones Apolo. Luego se lo sindica como consejero del emir de Kuwait Amir Jabir al-Ahmad al-Jabar al-Sabah y por último, en la actualidad, dirigiendo una escuela hermética iniciática con tendencia “new age”, preparando (según afirman sus seguidores) a la humanidad para los grandes cambios que se avecinan.

new age

Así que permaneced atentos, porque cualquier día podéis llegar a conocer a este enigmático personaje.

PODÉIS ESCUCHAR EL PROGRAMA COMPLETO AQUÍ

http://www.ivoox.com/candil-insolito-2x04_md_1446752_wp_1.mp3″ Ir a descargar

Anuncios
Categorías: Misterios, Personajes Insólitos | Etiquetas: , , , , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “El conde de Saint-Germain

  1. jicliff

    Hola.
    Sabes !!!. Me gustaría conocer a ese hombre que se hace pasar por el Conde y que dirige una escuela hermética. Me gustaría hacerle algunas preguntas a cerca de la Poderosa Presencia ” YO SOY ” y del Poder que encerró aquellos años en la Europa del 1600 al 1795, del cual solo Saint Germain sabe que significó y porque de la misión que el propio Dios le dio y le confió. ¿Me gustaría conocer de donde sale ese nombre ” Conde Saint Germain ” ? y ¿Porque del nombre?. Un dato que nadie sabe es ::: El Conde no tiene nada que ver con la Familia Germain, puesto que cuando el Conde llego a Europa ya tenía esa condición cósmica dada por el único que puede y está autorizado a dar la jerarquía por niveles de conciencia. El Conde para llegar a ser Conde de los Maestros Ascendidos tuvo y tiene que reconocer que si no se lleva a la acción la “Presencia Yo Soy ” y ponerla en práctica, pues no podrá llegar nunca a saber como suceden los estados cósmicos dentro del pensamiento humano, esto equivale a que si uno no se conoce a si mismo y no reconoce la acción de la gran Ley Interna; no podrá saber ni explicar de donde sale su propio pensamiento con su burbuja electrónica dando siempre lo mejor de si. Otra cosa.. El Conde nunca, pero nunca hablaba de lo que hizo en ningún tiempo, en este y otros mundos pasados, solo hablaba y habla como mejorar el comportamiento humano y llegar a comprender que el sufrimiento es efímero, de esto solo hablaba y habla el Conde. Nunca se hartaba de sus proesas ni se creía mejor que nadie, . Un Maestro Ascendido nunca debe permitirse alejarse de la humildad y de la mansedumbre a la mente humana, puesto que es así no se debe ni se puede uno dar el lujo de separarse de la “Presencia Yo Soy” y ubicar el pensamiento en tonterías que no llegan a ninguna parte. Solo la mente humana se jarta de sus proesas y sus conquistas, cosa que al Conde no le importa nada del mundo externo. El Conde lo único que le interesa es como ayudar a las personas a aliviarse del sufrimiento y de las heridas que causa el malestar del pensamiento de miedos, dudas y temores en el cual solo se haya en la mente humana. Esto es lo que causa tanto estrago que no deja ver bien como uno se expresa, siente y habla. Cualquier duda podréis contactaros conmigo. Yo soy Jicliff , pariente del Conde Saint Germain.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

PsicoWisdom

Conocimiento, Comprensión y Explicación Humana

EL HOGAR DE LA FANTASIA

Aqui puedes encontrar informacion sobre seres mitologicos

franciscojaviertostado.wordpress.com/

franciscojaviertostado.com Historia, medicina y otras artes...

Etnicográfica

Blog de Antropología simbólica y literaria de Patricia Quintero

Maestros contra el Mundo Moderno

Silvana de Prado, una Maestra contra lo peor del Mundo Moderno. Maestra de Educación Primaria aunque también trabajé en Educación Infantil, Pedagogía Terapéutica y Atención Educativa Domiciliaria. En cada una de las publicaciones de mi blog encontrarás algo de interés. La mayoría son de mi autoría y algunas también cuentan con interesantes aportaciones de algunos colaboradores. Maestros contra el Mundo Moderno está aquí para decir NO a la estupidización de nuestra sociedad desde la tierna infancia. La pedagogía moderna tiene sus días contados y la regeneración pedagógica ya asoma por el horizonte...¿Estás en facebook? ¡Silvana de Prado también!. ¿Quieres colaborar enviando algún artículo, enlace o alguna de tus experiencias en la escuela que no gire en torno a las nuevas tecnologías? Si es así escribe a: silvanadeprado@gmail.com. ¡Hasta pronto!.

En la lista negra

Libros de terror y ensayo bizarro

Cosas del Vallès

"Com el Vallès no hi ha res"

Cultura Conectada

Magazín colaborativo de cultura contemporánea, creatividad y comunicación.

La Máquina de Von Neumann

De minimis non curat praetor

A %d blogueros les gusta esto: