El misterio del Comet 4

Por M.J.

A veces parece que los lugares tienen alma, tienen memoria, guardan en su interior la esencia de los hechos que en ellos sucedieron. Testigos mudos de historias pasadas, devuelven los ecos de escenas perdidas en el tiempo y en la memoria para hacernos sentir, a los que por allí pasamos, la angustia vivida en aquel mismo lugar años atrás.

Hay quien pregunta por qué las impregnaciones siempre son tristes, ¿por qué los lugares no guardan recuerdos alegres? Por qué siempre se habla de lugares con muertes, tragedias, guerras… ? Yo creo que no es que solo guarden estos malos recuerdos, creo que sí que hay lugares impregnados de muy buenas energías, pero … estos lugares no les importa a nadie, como en las noticias, solo es noticia lo malo. ¿Acaso nunca habéis sentido felicidad estando en algún bonito lugar, en alguna casa alegre que irradia esa sensación de armonía que da ganas de reír y olvidar nuestras penas por un rato? Claro que las maternidades en los hospitales son lugares felices donde debería quedar impregnada esa alegría aun cuando el hospital caiga en desuso, pero siempre se prefiere y se da más importancia a la morgue o a las salas de enfermos terminales, porque allí, la tristeza, la angustia, nos recuerda que algún día moriremos, y eso nos da miedo.

Por muy valientes que queramos ser, la muerte siempre nos da ese miedo ilógico, irracional ante lo desconocido. No sabemos qué pasa después, no sabemos lo que se siente al morir, nos atrae una curiosidad morbosa porque sabemos que no podemos escapar de ello. Y a la búsqueda de esta respuesta acudimos a lugares impregnados de esta sensación, lugares que, tal vez, guardan almas perdidas o algún eco lejano que quiera responder a nuestras preguntas.

montaje ayer y hoy

Las casualidades, o tal vez causalidades, muchas veces se nos ponen en el camino y resulta curioso comprobar con que extraña rapidez unas cosas llevan a otras y se va formando un entramado de piezas sueltas que, poco a poco, muchas veces sin buscarlo, se empiezan a colocar en su lugar.

Este fue el caso de una noticia que leí, por una casualidad, pasando páginas en la hemeroteca de la Vanguardia. Esta noticia llamó mi atención, no porque tuviera en sí ningún misterio, sólo era un accidente aéreo, si no por la cercanía del lugar y porque nunca había oído hablar de ello. En ese momento no sabía que, a partir de entonces, iba a verme metida de lleno en esta historia. Ni siquiera guardé la noticia, pase pagina, pero se me quedo grabada en la memoria y, pocas semanas después, un amigo, por esas casualidades que he comentado antes, venía a hablarme de este mismo caso.

noticia

Por su parte, este amigo había oído hablar del tema a través de un conocido, aficionado a la aeronáutica que había encontrado restos de este avión en el Montseny, algunos bastante grandes que, como buen aficionado, conservaba en su casa.

Cuando me comentó el tema, yo le hice ver que esta noticia no tenia mayor interés para nosotros, la idea de investigar en un lugar fuera de lo típico (casas, pueblos, hospitales abandonados..) era tentadora, pero ¿investigar qué? ¿Un accidente aéreo?  ¿Donde estaba el misterio?

El tiempo pasaba y por otra de esas casualidades un compañero de trabajo le explica a mi amigo que su padre, antiguo mosso d’esquadra, había sido destinado en las labores de rescate de ese accidente y que, según le contó, fue algo que nunca había podido olvidar, aquel olor impregnado en el uniforme de su padre, un olor que no desapareció tras lavar los uniformes, y que tanto él, como sus compañeros, tuvieron que deshacerse de esta ropa ya que, quizás por causa psicológica, no pudieron eliminar el olor a muerte que quedó impregnado en ella.

mossos

En fin, eran tantas las referencias que en poco tiempo nos llegaban de ese accidente que decidimos profundizar en ello, así que empezamos a buscar información sobre este caso.

Tras rebuscar en todo tipo de hemerotecas, tanto españolas como inglesas, y leer cientos de páginas por internet, referentes tanto al lugar como al modelo de avión, la compañía aérea, los viajeros, las condiciones meteorológicas de ese día y de ese lugar en concreto…. en fin, una labor muy minuciosa y lenta, pero que nos daría una visión bastante aproximada de lo ocurrido 40 años atrás, nos disponemos a hacer una criba de datos.

En un principio es como volcar la caja que guarda las piezas de un puzzle; tenemos muchas piezas, pero todavía no les vamos buscando lugar, unos datos nos llevan a otros y simplemente los guardamos todos, luego ya los iremos contrastando, colocándolos en su lugar y rechazando la información que veamos dudosa o errónea.

piezas encontradas en el lugar

Y todo ello fue tomando la siguiente forma:

El 3 de julio de 1970 los medios de comunicación anuncian la desaparición de un Comet 4 de la compañía Dan Air, con 105 pasajeros y 7 tripulantes a bordo. El avión había despegado del aeropuerto de Manchester con destino Barcelona a las 16,08 (hora local) y se esperaba su llegada a las 19,30 (hora española).

Comet 4dan air

Todos los miembros de la tripulación eran personal experto, con muchísimas horas de vuelo, aunque era la primera vez que hacían este trayecto, eso no debía tener ninguna importancia, ni revestir mayor dificultad, ya que siempre hay una primera vez para todo y cualquiera de nosotros ha conducido a algún lugar por primera vez y hemos llegado perfectamente.

Por su parte el pasaje era de carácter humilde. Casi todos procedían de la comarca de Burnley, Lancashire, al norte del país, gente modesta que habían ahorrado para poder pasar un par de semanas de vacaciones en la costa mediterránea. La prensa destaca la desaparición de dos familias enteras, matrimonio y dos hijos una, matrimonio y una hija de corta edad otra, ambas residentes en la misma calle de Burnley, puerta con puerta. Entre el pasaje se encontraban también miembros de un pequeño equipo de fútbol de Padiham, Britannia Wanderers, queridos y conocidos en toda la. Comarca. Este club de la liga local, cambió su nombre a Padiham Wanderers en 1979 y luego se unió al Padiham FC en 1990.

padiham f.c

 Muchas familias destrozadas por esta tragedia  en la que perdieron padres, hermanos, hijos… que no olvidan ese fatídico día y muestra de ello son las flores en la fosa común del cementerio de Arbucies, las fotografías y las sentidas frases que van dejando al pie de la lápida los familiares que alguna vez pasan por allí.

cementerio arbuciesfosa comun

En el cementerio de Padiham y de Burnley se recuerda también a las victimas con sendos monumentos y que, según reza en la página web del cementerio de Burnley “Según la ley española todas las víctimas tuvieron que ser enterrados dentro de las 48 horas, por lo que yacen en una fosa común cerca de la aldea montañosa de Arbucias en el norte de España, y en consecuencia ninguno de los familiares pudieron asistir.”

Aquel día la hora prevista para el despegue de ese vuelo era las 16:00, y finalmente se produjo a las 16h08’. Contrariamente a la ruta inicialmente escrita en el plan de vuelo a Manchester, y debido al intenso tráfico que había en la zona de París, el avión fue autorizado por Paris control a realizar el recorrido Nantes – Agen – Toulousse y después de atravesar la frontera por los Pirineos tendría que pasar sobre el punto “B” que corresponde a Berga siguiendo la ruta aérea UB31.

A las 17h57’ el aparato reportó que cruzaba la frontera española, con rumbo 193º dando el tiempo estimado de llegada a la vertical de Berga las 18h01’. A las 18h02’.30 el aparato pasó a 29 Km a la izquierda de Berga, paralelo a la ruta UB31, siguiendo con el rumbo 193º.

comet ruta

Al contactar con Barcelona Aproximación, (Barcelona APP) y por motivos de identificación, el controlador indicó al piloto de hacer un cambio de rumbo hacia 140º, el comandante del aparato, después de confirmar la instrucción, realizó la maniobra, mientras confirmaba su descenso hacia el nivel de vuelo FL60 (unos 2000 mts).

A las 18h02’.48 el aparato reportó que pasaba sobre Sabadell, cuando en realidad se encontraba a 52 Km de este punto. Coincidiendo con esta afirmación errónea del comandante, el control aéreo de Barcelona se observó un eco (un punto) en la pantalla del radar, sobre Sabadell, con un rumbo y velocidad coincidentes con la del Comet.

El misterioso eco en el radar

Ni el control de Sabadell ni el de Barcelona, han podido nunca aclarar a qué pertenecía ese eco registrado en aquel preciso instante.

Seguidamente, el controlador comunicó al piloto que tenía el aparato en la pantalla del radar, y por tanto le autorizó a continuar el descenso hacia a 2800 pies (menos de 1000 mts), que es la altura mínima indicada en los procedimientos para la supuesta zona donde se encontraba el avión. A las 18h03’ el comandante pidió cual era la pista en servicio, Barcelona APP contestó que la 25, obteniendo confirmación del comandante. A las 18h05 Barcelona APP pidió la altura del aparato, el comandante respondió “pasamos 4000 pies en descenso”.

Entonces Barcelona APP pidió confirmación sobre qué rumbo estaba manteniendo el aparato, pero esta pregunta ya no obtuvo respuesta.

Aquel día, la temperatura registrada en el observatorio del “Turó de l’Home”, era de 9ºC, el punto de rocío también era de 9ºC. El viento soplaba del Sur Oeste con una fuerza de 10 nudos (unos 18 Km/h), la visibilidad era nula debido a las nubes que cubrían la cresta de la montaña (cosa bastante frecuente) y se había recogido 1 litro / m2 de precipitación en las últimas 12 horas.

Todos estos datos se pueden encontrar fácilmente en el informe dado por la compañía aérea tras haber sido examinada la caja negra del avión y haber dado los resultados de la investigación hecha por el ministerio del aire español en octubre de 1971.

Un “misterioso” eco en el radar y una espesa niebla son las causas dadas al final de este informe. ¿Una cadena de fatales… coincidencias?

“En resumen, la causa determinante del accidente parece ser la infortunada coincidencia de unos informes de posición erróneos en conjunción con una falsa identificación de un eco en la pantalla de radar de característica de tamaño y movimiento similares a las que una aeronave Comet habría producido” (texto del informe)

Lo que en principio parecía ser un accidente más, ahora nos planteaba muchas incógnitas.

Cuando imagino la escena, no puedo por menos que preguntarme: ¿Qué le hizo pensar al piloto que estaba sobre Sabadell? ¿Acaso los aparatos de navegación del avión fallaron incomprensiblemente en ese punto?  Y, aunque así fuera, ¿cómo es que justo en ese momento se dio ese punto en el radar que confirmaba la situación, el rumbo y la velocidad que el piloto estaba informando? ¿Nunca se preguntaron qué era ese eco? ¿Simplemente lo dejaron en la incógnita?

comet mano

Una mano aferrada a las palancas de mando nos puede dar una idea del último intento del piloto cuando vio, tras la espesa niebla, el macizo montañoso del Montseny abalanzarse a más de 400 km/h sobre el avión. Solo él pudo darse cuenta, en una ráfaga de segundo, de lo que iba a suceder.

comet montseny

A partir de ese momento se inicia una búsqueda del avión siniestrado por la zona en la que supuestamente se encontraba: Sabadell-Terrassa-Manresa, pero se descarta esta posibilidad ya que esta es un área muy poblada y de haber caído ahí, se hubieran tenido noticias inmediatas. La búsqueda se traslada a la costa del Maresme, pero ni rastro del avión. A primeras horas del sábado 4 de julio los titulares de la Vanguardia se hacen eco de su desaparición.

localizacion

Y, al escuchar a primeras horas de la mañana, la noticia, unos jóvenes hermanos de Viladrau, Ángel, Francisco y José Luis Rabat Granges, recuerdan que aquella tarde habían visto un avión volar muy bajo, a unos 300 m.  y pensaron: “como no suba, no podrá sobrevolar el Montseny” «Pero no oímos explosión, añadió, y no dimos importancia a| hecho, hasta que nos hemos enterado por la radio y la prensa de que había, desaparecido un avión en vuelo de Manchester a Barcelona.»

Se ha comentado el hecho del incendio que se originó tras la explosión del avión, un ruido escuchado a kilómetros de distancia, pero es totalmente falso ya que de haberse producido tal incendio o se hubiera escuchado el estruendo, se hubiera dado aviso inmediato, cosa que no sucedió. No quiero decir con esto que no se produjera ningún ruido, pero el supuesto estallido que debió producir el choque del aparato con el monte y su total desintegración, no tuvo un eco suficientemente estridente o el ruido debió ahogarse en el valle. En cuanto al incendio, el lugar del impacto ardió, pero por ser un lugar muy húmedo, el fuego no prosperó.

Uno de nuestros primeros testigos en llegar al lugar de la tragedia fue Enric Casals, pastelero de Arbucies y corresponsal de la Vanguardia, al que inmediatamente llamaron para que cubriera la noticia. Todo lo que encontramos escrito en referencia a estos hechos fue relatado por él y, tras localizarlo nos dispusimos a que nos contara la historia tal como él la vivió.

Enric Casals

El relato fue estremecedor, después de cuarenta años Enric rememoraba cada minuto de ese fatídico día y se podía leer en su cara y en sus palabras, que muchas veces se entrecortaban, el infierno y el espectáculo dantesco que observó al llegar a aquel lugar.

Nos explicó que, cuando a primera hora de la mañana le llamaron para que fuera a cubrir la noticia, pensó que el lugar estaría acordonado y que para poder hacer mayor fuerza y le dejaran pasar sin problemas, tendría que ir con alguien “importante”, así que fue en busca del alcalde y el juez de paz, y los tres subieron hasta el lugar.

comet restos

Lo que allí vieron lo describe así:

A unos siete kilómetros después de Santa Fe del Montseny camino de Sant Marcal y hacia el fondo del Valle se observan los restos de una pequeña parte del fuselaje del «Comet»; parecen pertenecer a la cola. No son mayores que el tamaño de un automóvil utilitario. Allí se debió producir el choque del avión contra la montaña, a una altitud de 1.100 metros aproximadamente.

El impacto del aparato contra el suelo provocó un agujero de unos 50 metros de diámetro.

Parte del fuselaje aparece colgado en los árboles a una distancia de doscientos y trescientos metros y unas ruedas del tren de aterrizaje a unos setecientos metros del lugar del choque.

Uno tiene la impresión, al comprobar los restos dispersos, de que el avión se desintegró; no aparece parte lo suficientemente grande del aparato que nos permita hacer otra deducción basada en otros criterios.

Desde el lugar del choque y dejando casi Intactos los primeros doscientos o trescientos metros inmediatos, aparecen después esparcidos y como en abanico, sobre la frondosa vegetación de la ladera, los restos da los cuerpos de los ocupantes del avión siniestrado y algunos fragmentos del aparato. Dos de los cuerpos, de las víctimas aparecen casi enteros, están prácticamente colgados entre los ramajes de unos árboles. El resto se confunde con los pequeños trozos del fuselaje del avión. La sangre tiñe los troncos y el suelo ennegrecido y … ese olor…  “cierro los ojos y vuelvo a verlo todo otra vez, y ese olor no se me va. Ese olor a muerte, lo llevo siempre conmigo”

comet restos 2

Los trabajos de rescate fueron muy complicados, el lugar era prácticamente inaccesible, tuvieron que abrir un camino para proceder al rescate de los cuerpos.

Les fuerzas de la Guardia Civil de Manresa y de Gerona, las de Tráfico, la Cruz Roja, los guardias de los parques de montaña y los Bomberos Provinciales, y, en fin, numerosos voluntarios que iban acudiendo allí, se agruparon por equipos y comenzó la organización. Los primeros trabajos fueron muy penosos por falta de un acceso fácil. Se recabó el auxilio de excavadoras y por la tarde se presentó una máquina que abrió paso, desde la carretera de Santa Fe a Sant Marçal hasta el camino de bosque. El trabajo fue difícil pero pronto se improvisó una carretera muy útil para los servicios de auxilio y por la que sólo tuvieron acceso !os vehículos que trasladaban los restos rescatados.

Recuperación de la caja negra

Recuperación de la caja negra

 Como el acceso al bosque por el que se encontraban diseminados los cuerpos de las víctimas también resultaba muy penoso para camilleros y personal de auxilio y salvamento, la excavadora prosiguió su labor trazando caminos con gran rapidez.

El camino en la actualidad

El camino en la actualidad

Los primeros cuerpos rescatados eran siete u ocho, cuatro de ellos completamente calcinados, los únicos que sufrieron la acción del fuego que no debió de ser demasiado intenso, pues únicamente dañó a algunos árboles en el lugar del accidente.

Después prosiguieron los trabajos, penosos y conmovedores. Estampas dramáticas ante las que había que sobreponerse. Los restos humanos diseminados por doquier se fueron depositando en bolsas de plástico transparentes y se utilizó el camión de la basura para su traslado al cementerio de Arbucias, municipio al que corresponde el lugar del suceso.

foto Joaquim Ricarte

foto Joaquim Ricarte

“Los descargaron en el cementerio y allí cavaron una fosa y unos hombres con bata blanca, que dijeron que eran los forenses, sobre una mesa de estas del cementerio, fueron abriendo las bolsas y tantas cabezas, tantos huesos y salen 113, pero resulta que en la lista solo constan 112 nombres”

comet bosque

El misterio de la cabeza 113

De esta manera nos relataba Enric el “misterio de la cabeza 113” El estuvo presente en todo momento durante el recuento y le pregunté si no volvieron a contabilizarlos, para cerciorarse de que no estaban equivocados, y me dijo que no, que tal como iban contando los volvían a meter en los sacos y rápidamente los echaban a la fosa.

“Hicieron una investigación a ver si por algún pueblo de los alrededores alguien había denunciado alguna desaparición, pero nadie lo denuncio, dijeron que a lo mejor era un bebé que fuera en la falda de su madre pero se supo que, efectivamente, había uno y sí que estaba contabilizado, así que de esta cabeza de más nunca se supo nada”

Enric no sabía exactamente quienes eran estas personas de bata blanca, suponemos que, según la lista que tenemos debería de ser el patólogo de la RAF, doctor Kennet Mason y sus ayudantes. Pero nos parece algo totalmente extraño que se dieran tanta prisa por enterrar estos cuerpos sin cerciorarse si había personas de más, y de ser así, también merecía una mención en la lápida.

Despliegue de autoridades

Las autoridades de la Región Militar Aérea realizaron una prospección sobre el terreno para investigar las posibles causas del accidente y estuvieron permanentemente en el lugar del siniestro durante los trabajos realizados.

El general jefe de la Zona de la Guardia Civil y los Jefes de Comandancia, dirigieron la labor de las fuerzas de su mando. Los demás estamentos que colaboran en el rescate no tuvieron un momento de reposo.

“Se han personado en el lugar de la catástrofe el general  jefe del Sector Aéreo de Cataluña, señor Puig de Caree,  gobernadores civil y militar de Gerona; presidente de la Diputación de Barcelona y primeras autoridades de Arbucias, presididas por el alcalde señor Garolera y juez de paz señor Canaleta, así como  también las fuerzas locales de la Guardia  Civil, con el comandante de puesto, sargento Prieto.

Asimismo se encuentran en  el punto del siniestro miembros de! Consulado inglés en la Ciudad Condal y personal del Sector Aéreo de Cataluña, que instruye las  diligencias  judiciales, conjuntamente con el juzgado de Primera Instancia de Santa Coloma de Farnés.

Ayer, a las seis y media de la  tarde, llegaron al aeropuerto de Barcelona un alto cargo de la compañía «Dan-Air» británica y  el patólogo de la «RAF», doctor Kennet Masón, para colaborar en las tareas de investigación del accidente.

También llegaron dos expertos del Ministerio de Comercio británico y un delegado de la compañía «BEA», quienes han establecido contacto con el cónsul británico en Barcelona.

En la expedición  figura también el representante de una funeraria británica, quien, al parecer, se hará cargo del traslado de los cuerpos de las  víctimas, depositados en Arbucias.”

Nos pareció raro todo este despliegue militar y todas las personalidades políticas que se personaron en el lugar del accidente, tanto españolas como inglesas y, buscando datos por la red, encontramos la siguiente afirmación:

 cabe comentar que el citado avión que se estrello el 3 de julio del 1970 en el Montseny, fue uno de los casos “raros” (ufo) que el gobierno militar a tratado siempre de esconder o no aclarar. Hay datos que no dejan claro lo que allí pasó o el interés de los militares por ese vuelo y lo que buscaban.”

Quizá buscaban algo en concreto, alguna prueba que nos podría desvelar qué fue lo que pasó entre las 19.05, hora en que se tuvo el último contacto con el avión, y las 19.40, hora que marcaba un reloj encontrado entre los restos del aparato siniestrado.

autoridades

La hora del siniestro

Existen diversas versiones sobre la hora exacta en que debió ocurrir el accidente ya que, al no ser acusado por ningún vecino de lugares próximos, como Santa Fe del Montseny y Sant Marçal que se hallan a escasos kilómetros, no fue posible conocer la hora exacta.

Uno de los relojes hallado en el lugar del accidente estaba parado a las 7 y 38 minutos y la última toma de contacto desde la torre de control del aeropuerto de Barcelona, con el «Comet», se estableció a las 7 y 10 minutos. Esta noticia igualmente la confirman las agencias Cifra y Logos y fue el intervalo horario dado como hora oficial del siniestro en el informe de la compañía aérea.

¿Qué pasó en estos 30 minutos? Otra pregunta que nunca tendrá respuesta.autoridades

El mapa erróneo

Conforme nos vamos metiendo en el caso vamos dándonos cuenta que la información que nos llega de él está llena de errores e incongruencias, de preguntas sin respuesta, de piezas que no encajan.  Hemos visto el extraño eco en el radar, el pasajero desconocido, la hora del siniestro… pero de errores hay muchos más, errores a la hora de dar la información, errores en las notas de prensa.

Errores de prensa

Si hiciéramos caso de lo publicado en prensa sobre este accidente nunca hubiéramos encontrado el lugar exacto, porque allí donde miremos da la impresión que  los continuos errores sobre este caso, nos quisieran alejar de él.

Pero, quizás, gracias a ello se ha preservado el lugar libre de curiosos durante más de cuarenta años. El croquis que publicaron en la Vanguardia, en la primera noticia que se dio al localizar el avión siniestrado, está equivocado. Quizá podemos pensar que en esa época no había tanto control con las noticias, pero el día del 40 aniversario del suceso se volvió a publicar en la Vanguardia la noticia, recordando los hechos con fotos de otro accidente aéreo que también había ocurrido en el Montseny, en el año 1959.

Así nos lo mostró Enric Casal de su archivo:

montseny enric casals 002 montseny enric casals 001

localizacion

Este es el croquis dado en la Vanguardia, el punto no marca el lugar exacto, pero nosotros tampoco queremos darlo, aunque no es difícil de encontrar las coordenadas exactas, no queremos que por dar nosotros esa facilidad, el lugar que ha permanecido intacto durante estos 40 años, acabe siendo pisoteado por cientos de curiosos atraídos por el morbo de la historia, a la caza de algún “recuerdo” de los muchos restos del avión y efectos personales que siguen desperdigados por este lugar.

error comet

La noticia es del 8 de Julio de 1970, cinco días después del accidente todavía se da la información de 111 personas, una información que se había dado en el mismo momento de la desaparición del avión pero que se rectifico enseguida, ya que se pudo comprobar que aunque en las listas de pasajeros figuraran 111, uno de ellos era un bebé que no pagaba pasaje y que iba en la falda de su madre. Esta información ya salió dada en la primera noticia donde se daba por desaparecido el Comet.

error

Este recorte es del 27 de abril de 1980 donde se habla de la catástrofe aérea de Los Rodeos en Tenerife. Podemos ver un error al hacer referencia al accidente del Montseny que fechan en 1968.

otro error

Este recorte es del 27 de abril de 1980 donde se habla de la catástrofe aérea de Los Rodeos en Tenerife. Podemos ver un error al hacer referencia al accidente del Montseny que fechan en 1968.

Por suerte, nosotros íbamos bien encaminados y nuestras informaciones venían de testigos de primera mano. Ya he hablado de los dos primeros informadores que nos pusieron sobre la pista del lugar y del accidente: J.S.F, funcionario de la Generalitat de Catalunya en activo, hijo de un mosso d’esquadra destinado a las labores de rescate. Aunque en aquella época el cuerpo de mossos no era como hoy en día que son nuestra policía autonómica, por aquel entonces formaban parte de la Diputación Provincial de Barcelona, de disciplina militar y cuyo cometido consistía en la vigilancia de los inmuebles de la Diputación. Estaban allí porque se personaron en el lugar de los hechos altos cargos de este estamento.

montseny

mossos

Y J.O.F, amante de la aeronáutica y la astronomía, que nos da las coordenadas exactas.

Enric Casals que fue el corresponsal que llevo la noticia día a día en la Vanguardia y, otro gran testigo aparece en nuestro camino, Joaquim Ricarte.

Joaquim Ricarte en un momento de la entrevista.

Joaquim Ricarte en un momento de la entrevista.

Otro testigo de excepción

Joaquim Ricarte es un experimentado escalador y gran aficionado a la fotografía de montaña que ese día subió al Montseny con la idea de sacar unas bonitas vistas del Pirineo desde allí.

Pero al ir subiendo, la espesa niebla hizo que también se nublaran sus expectativas. Sin embargo, las fotografías que sacó ese día han hecho historia.

Según nos cuenta Ricarte, aquella mañana temprano se encontraba el lugar repleto de soldados, policía, guardia civil…  No se podía pasar, pero entonces llegó un alto mando del Ejercito del Aire y todos le saludaron. La casualidad hizo que ese día fuera vestido con pantalón y camisa azul, igual al azul del ejercito, por lo que la guardia civil pensó que iba con el que había llegado, en calidad de fotógrafo y éste, a su vez, supuso que era algún periodista que había acudido para fotografiar su llegada. Nadie le pidió credenciales y pudo campar a sus anchas por el lugar de los hechos, obteniendo imágenes que hasta el día de hoy han sido inéditas y rescatando de ese lugar un triste recuerdo: una pequeña agenda personal de una de las víctimas, una joven enfermera que, según escribió, ese día comenzaba sus vacaciones en Barcelona, ya tenía preparada la crema para el sol y el traje de baño. Iban a ser unas vacaciones inolvidables.

Foto Joaquim Ricarte. El propio Ricarte aparece en primer término mirando a la cámara.

Foto Joaquim Ricarte. El propio Ricarte aparece en primer término mirando a la cámara.

Joaquim Ricarte sacó un gran documento gráfico de aquella tragedia y, según nos explicó, al poder andar por allí libremente, descubrió en un lugar algo más alejado de donde se concentraban la mayoría de restos, el cuadro de mando del avión. En una de las palancas se encontraba, aferrada, la mano enguantada del piloto, en su esfuerzo de esquivar aquella masa montañosa que apareció entre la espesa y traicionera niebla del Montseny.

Ricarte2

Otra imagen de J. Ricarte en el lugar del accidente

Como se vivió la tragedia en Manchester.

Cierto es que a nosotros esta tragedia nos afecta por cercanía y por pura empatía con los fallecidos y sus familias, pero para los habitantes de las pequeñas poblaciones de donde procedían las víctimas, el 3 de julio de 1970 y la pequeña población de Arbucias han quedado para siempre grabados en su memoria.

De las 112 víctimas, 45 pertenecían a poblaciones del este de Lancashire: Burnley, Nelson, Branoldswick, Worsthorne y Ramsbottom.

Familias enteras, seis niños de corta edad, y cuatro miembros de un equipo de fútbol local de Padiham, el Britannia Wanderers, en busca de un poco del sol español.

Aquella mañana de sábado, cuando recibieron la noticia del accidente, Sheila Maw, presidenta del Consejo de urbanismo de Padiham y George Parker, eran los únicos concejales que había en la ciudad.

George, que regentaba un negocio de pompas fúnebres lo recuerda así:

Sheila me llamó la mañana del sábado, pidiéndome ayuda para ir a visitar a las familias. Nos enteramos con las primeras noticias. Todo el pueblo sabia que los muchachos iban en ese vuelo. Habían estado ahorrando durante meses, todos sabíamos que se iban.”

George y Sheila visitaron a todas las familias de Padiham que habían perdido a alguien en ese vuelo. Fue una experiencia que describe como “desgarradora”.

Peter Storah trabajaba como reportero en el Burnley Evening Star y esa mañana estaba a punto de ir a cubrir un partido de cricket. El editor le llamó por teléfono y junto a un fotógrafo tomaron un vuelo hacia España esa misma tarde. El domingo se encontraban en el lugar del accidente y lo describían de esta manera:

“Todo estaba destruido y el lugar todavía humeaba”

Según relata Peter en su crónica, debido a la legislación española, las víctimas del accidente debían de ser enterradas en un máximo de 48 horas, así que fueron sepultadas en una fosa común el domingo.

“John y yo éramos los únicos británicos allí, a parte de un vicario inglés. Había un montón de gente local, estaban realmente afectados y mostraban mucha compasión y pena. Las familias no pudieron estar presentes, pero los locales hicieron todo lo posible para que recibieran una despedida adecuada.”

En España se explicaba así:

entierro

Según Peter Storah, no había ningún familiar presente en el sepelio, sin embargo en la Vanguardia dice que había algunos familiares de los fallecidos.

También apunta Peter que debido a leyes españolas los restos no se trasladaron porque debían ser enterrados en 48 horas. Según explica Enric Casals en la crónica del 40 aniversario de los hechos, los cuerpos no se pudieron trasladar por ser necesarias 112 cajas de cinc para el traslado reglamentario.

“El lamentable estado en que quedaron los cuerpos provocó que el juez instructor no autorizase su repatriación y fuesen enterrados, en una fosa común, teniendo en cuenta además, las dificultades para encontrar 112 cajas de cinc, las obligadas por la legislación española para trasportar cadáveres por avión.”

Ante la imposibilidad de llegar al funeral, miles de personas asistieron a las honras fúnebres que se realizaron en Padiham, Burnley y Manchester .

Se alzó un monumento a los caídos en Padiham, en el Memorial Park, y otro en el cementerio de Burnley.

Memorial en Burnley

Memorial en Burnley

Memorial en Padiham

Memorial en Padiham

fosa común Arbucies

En el cementerio de Arbucies se levanta también una lapida de 2 metros con los nombres de las 112 víctimas.

Según cuentan en el Lancanshire Telegraph, no fue hasta noviembre de 1970 cuando muchas de las familias pudieron acudir al lugar donde estaban enterrados sus seres queridos.

 “Las familias estaban enojadas y frustradas por no llegar a enterrar a sus seres queridos y esta era una oportunidad para presentar sus últimos respetos.”

De esta manera, los funerales que en un principio parecían iban a celebrarse el lunes día 6 en Arbucias con la asistencia de altas personalidades inglesas y nacionales, se trasladan a Manchester, lugar donde pertenecían las víctimas. Sin embargo, en todas las funciones religiosas y misas que el domingo fueron oficiadas en la población, se elevaron plegarias para el eterno descanso de sus almas.

Por otra parte, la compañía “Dan Air”, propietaria del reactor siniestrado, ofreció los medios para que los familiares de los desaparecido pudieran trasladarse a España y visitar el cementerio da Arbucias, donde reposan los restos da los tripulantes y pasajeros que perecieron en el accidente.

La «Dan Air» y la firma. «Clarksons», organizadora del viaje, erigieron el monumento funerario en el lugar donde reposan los restos de las víctimas.

La Clarkson Travel Group era una agencia que ofrecía paquetes vacacionales a precios económicos, durante los años 60 y principios de los 70. En agosto del 74 la compañía quebró con una deuda de más de 7 millones de libras.

Esta compañía se especializó en viajes combinados que incluían alojamiento en completa o media pensión y el vuelo y traslado hasta el destino. Estos destinos eran por lo general España, Portugal, Italia, Chipre y Gracia. Para hacernos una idea, un viaje a Palma de Mallorca en pensión completa, 14 días, por 50 libras.

Gracias a esta comercialización de billetes de avión con hoteles del Mediterráneo muchas personas de condición humilde habían podido tener unas vacaciones que antes solo estaban disponibles para unos pocos privilegiados.

En España fue un boom del turismo barato, y muchos pueblos de la costa crearon su modus vivendi en relación a la industria hotelera y turística.

Tal es el caso de Calella, en Barcelona, adonde acudían algunos de los pasajeros de este vuelo. Al parecer, fuera de Gran Bretaña, hubo una sola petición interesándose por algunas de las presuntas víctimas y la demanda procedía de España, de Calella, además que entre los restos de equipaje se encontraron folletos turísticos de esta localidad.

Burnley express

Todo este boom turístico que estaba viviendo España en ese momento fue una de las causas principales para que éste y otros accidentes ocurridos en estas fechas se taparan rápidamente y que no tuvieran mayor transcendencia, de forma que el recuerdo se ha ido perdiendo. Por miedo a perjudicar la imagen de España y ahuyentar el turismo, la información desapareció rápidamente de los periódicos.

La última información aparecida sobre este caso está fechada el 15 de julio de 1970, doce días después del accidente. Una misa solemne oficiada en el templo parroquial de Arbucias con presencia de autoridades españolas e inglesas. Eso dice la noticia, y tanto en esta como en todas las anteriores siempre destacan esa presencia de autoridades inglesas, y repiten una y otra vez “además de algunos familiares de los pasajeros desaparecidos en tan trágico percance”-

Bien, la presencia de autoridades británicas se limita al cónsul en Barcelona y en cuanto a los familiares, no quiero asegurar que no viniera ninguno, pero por lo que llevo leído en prensa inglesa, en las fechas cercanas al accidente, aseguran que por la imposibilidad de venir a España, hicieron allí las honras fúnebres, y que no fue hasta noviembre que algunos pudieron venir a visitar los restos de sus familiares en la fosa común.

montseny2 009

Un monolito en el lugar del accidente

El caso queda cerrado con la iniciativa del ayuntamiento de Arbucias en levantar un monolito conmemorativo en el punto exacto donde cayó el “Comet” para perpetuar la memoria de las victimas que dejaron sus vidas en esta zona del Montseny. Este monolito que nos marca el lugar, fue financiado por suscripción popular.

montseny2 050

Detalle de la placa conmemorativa del monolito y los restos que todavía se van encontrando por el lugar y que la gente va depositando a los pies del monumento.

Detalle de la placa conmemorativa del monolito y los restos que todavía se van encontrando por el lugar y que la gente va depositando a los pies del monumento.

Por su parte la compañía Dan Air, en agradecimiento por el comportamiento del pueblo, propone que cada año, especialmente invitados por la compañía, envíen a dos o tres muchachos de la localidad a estudiar inglés .  No tengo constancia documental de que esto se haya llevado a cabo.

En la actualidad, a los pies de este monolito, las personas que se acercan por el lugar depositan los restos que, todavía,  se pueden encontrar diseminados por la zona.

carta al director vanguardia

El 25 de julio de 1970 una lectora de la Vanguardia enviaba esta nota:

No debieron de hacerle mucho caso, porque más de 40 años después nosotros mismos encontramos un zapato femenino, la correa de un bolso, crema solar, una caja metálica de tabaco, un cepillo de dientes…

restos accidente

restos tragedia 21 22

Restos que hacen de este lugar un santuario, para que nunca se olvide esta tragedia, por mucho que se haya querido tapar o pasar muy rápidamente. La montaña guarda entre su espesa y perpetua niebla el recuerdo de un día en el que 112 personas iniciaron un viaje que nunca llegó a su fin.

Pero la traicionera niebla del Montseny tiene ocultos más accidentes aéreos. Es curioso que, en una zona bastante pequeña, haya contabilizados 9 accidentes con un total de 153 muertos. Esto se encuentra registrado en un documento informativo sobre el Montseny en el capítulo de riesgos, como puede ser el riesgo de incendio, de intoxicaciones por plantas o picadas de insectos, inundaciones, deportes de montaña, etc.

relación accidentes aereos

Podemos hablar de una montaña “maldita” a juzgar por todas estas tragedias, y porque el Montseny ha sido considerado desde siempre un lugar “mágico”, uno de esos lugares llamados de poder,  elegido por los antiguos para depositar en ella sus lugares de culto, además de ser una zona cargada de leyendas, brujas y duendes, un lugar “caliente” en avistamientos OVNI.

Avistamientos OVNI en el Montseny

 En septiembre de 1967, concretamente el día 26 a las 16.30 h. en el observatorio del Turó de l´home, un ovni fue visto por el director del observatorio, su esposa, su hijo y un vecino de una localidad cercana.

El ovni fue visto desde la carretera mientras subían hacia el observatorio, pudiéndolo seguir con unos prismáticos desde su vehículo.

El objeto se mantenía inmóvil sobre los observadores y se estimo su tamaño más grande que cualquier aeronave conocida, teniendo en cuenta que la altura a la que se encontraba se estimo entre 12 y 15.000 m. La observación duró por espacio de más de 1h. 15m. aunque otra persona que también lo vio y que se encontraba a varios km de distancia aseguró que dos horas antes de que lo observaran los testigos, ya estaba el objeto sobre la vertical del Montseny.

A primera vista no se pudo identificar la forma, pero una vez en el observatorio pudieron apreciar mediante un telescopio reflector que era como un triangulo isósceles, brillante, blanco y de apariencia metálica, con unas franjas oscuras a lo largo de uno de los ejes. De no haber estado inmóvil se podría haber confundido con una aeronave moderna con forma de flecha o delta. Las dimensiones aparentes observadas serían como 1/10 parte del disco lunar.

Su luminosidad disminuyó mucho en los últimos momentos de la observación hasta llegar a desaparecer, no dejando rastro alguno de su paso.

A parte de este avistamiento en el Montseny ha habido bastantes casos más documentados, por ejemplo un avistamiento hecho por 8 excursionistas el 3 de octubre de 1955. Estos excursionistas afirman haber visto en la cumbre del Matagalls, un objeto anuliforme, ligeramente alargado, muy brillante que permaneció estacionado a gran altura por un espacio de 3 horas de la 1 a las 4 de la tarde. No podía haber sido un avión o un globo meteorológico porque el objeto permaneció todo el tiempo en la misma posición.

Hay otros más en el año 56, varios en el 59, bastantes más en el 60…

Análisis de la caja negra y conclusiones

 transcripción caja negra

Esta es la transcripción exacta de los últimos minutos de conversación mantenida entre el Comet 4 de Dan Air de Havilland DH-106 G-APDN y Barcelona APP, en la última pagina del anexo al informe oficial de la investigación dada a la compañía aérea y fechada en octubre de 1971.

”Ni el aeropuerto de Barcelona ni el aeroclub de Sabadell han sido capaces de aclarar las razones del eco anterior, pero esto no descarta la posibilidad de que fue causado por una aeronave que sobrevolaba Sabadell en un plan de vuelo VFR”

investigación accidente

 

Un vuelo VFR (reglas de vuelo visual) es un vuelo conducido bajo VMC (condiciones meteorológicas visuales), es decir, con buen tiempo. Generalmente con visibilidad de 3 SM (millas de distancia) y limpio de nubes.

El piloto de un vuelo VFR es responsable de su propia separación de otro tráfico, y de los obstáculos de tierra, usando el más viejo truco del manual: ¡Ver y ser visto!

Puesto que la mayoría de los vuelos VFR se conducen en espacio aéreo de clase G (incontrolado), los pilotos estarán constantemente con la mirada hacia fuera para visualizar otros tráficos, y con la radio difundirán informes de su posición para alertar a otros tráficos de su presencia y posición.

 Parece ser que la nave que teóricamente confundieron con el Comet, no alerto mucho de su posición, porque a dia de hoy sigue sin saberse nada de ese lamentable punto en el radar.

A raíz de este accidente se tomaron precauciones para que algo así no volviera a suceder:

“En resumen, la causa determinante del accidente parece ser la infortunada coincidencia de unos informes de posición erróneos en conjunción con una falsa identificación de un eco en la pantalla de radar de características de tamaño y movimiento similares a las que una aeronave Comet habría producido.

Como consecuencia de ello, se han dado instrucciones a los centros de control para que, en lo sucesivo, procedan a la identificación radar por más de uno de los métodos reglamentarios, a fin de evitar posibles ambigüedades análogas a las que coinciden en este accidente, y en el informe llevado a O.A.C.l. se recomienda que, cuando vuelen por una nueva ruta, los comandantes de aeronave comprueban su posición por todos los medios disponibles, sin conformarse con la indicación de una sola de las ayudas de a bordo.” (La Vanguardia, viernes 5 de noviembre de 1971)

En un artículo publicado en «The Observer» y a propósito del avión inglés que se estrelló en el Montseny

“Basados en las impresiones personales de algunos pilotos anónimos, medios de información británicos habían sugerido, a raíz de la pérdida del «Comet» con 112 personas a bordo, que el aeropuerto de Barcelona no tenía las condiciones de modernidad necesarias al tráfico aéreo internacional.

El «Sunday Times» dice, por su parte, que sólo seis de los 90 canales de la «caja negra» funcionaban en el momento, del accidente, por lo que la información almacenada no podrá indicar si hubo algún fallo en el sistema eléctrico o en los cuatro motores del aparato.

«La «Balpa», asociación de los pilotos británicos, insiste en que las «cajas negras» instaladas en los aviones funcionen por lo menos con 42 canales como en los Estados Unidos, y no sólo con 6 como exige la legislación británica.”

 

La primera investigación de un accidente aéreo.

 Probablemente, la primera investigación científica sistemática de accidentes aéreos en el sentido moderno fue la realizada por el Comité Abell, en el Reino Unido, a consecuencia de los accidentes sufridos por un avión muy popular en su tiempo: el De Havilland Comet.

El De Havilland Comet fue el primer reactor comercial del mundo, creado en 1949 y con un aura de leyenda a su alrededor.

Si antes he hablado del Montseny como un lugar “mágico” o, de alguna manera “maldito” en cuanto al tema de accidentes aéreos se refiere, el Comet 4 también fue un modelo calificado de maldito.

 En la siguiente relación de accidentes se puede ver la gran siniestralidad de este modelo: 12 accidentes con un total de 481 víctimas mortales. Ni un solo superviviente.

 relación accidentes modelo Comet

 

Declaraciones sobre el accidente

 6 de julio de 1970

El Sr. Dan Jones ( por la Comunicación privada ) solicitó al Presidente de la Cámara de Comercio si se hará una declaración sobre el accidente del avión Comet pertenece a Dan-Air Ltd. en España el Viernes, 03 de julio 1970, matando a 112 personas.

Sr. Jones.

Quisiera hacerle al ministro una pregunta que yo, y de hecho todas las personas responsables, consideramos de gran importancia. ¿Por qué los aviones vuelan por debajo de la altura de seguridad? Sé que es una cuestión extraordinariamente evidente, pero igualmente es de gran importancia.

Sr. Corfield

El Honorable Caballero y la Cámara se darán cuenta de que sería pura especulación en este momento, si yo dijera algo distinto de lo que ya he dicho. Estamos dando prioridad a la cuestión de conseguir una investigación a fondo. Le aseguro caballero que vamos a hacer una declaración tan pronto como nos sea posible.

Sr. Walder

En ese momento, se especula, y es inevitable hacer conjeturas sobre la causa del accidente, me uno al sentimiento del público local al preguntarme dos cosas: primero, el hecho de que un avión pasara por un lugar donde había un peligro conocido para la navegación  y, en segundo lugar, las pruebas de seguridad y eficiencia llevadas a cabo en este avión antes de despegar.

Sr. Corfield

Sobre la primera pregunta, no puedo añadir nada a lo que ya he dicho. Sería pura especulación tratar de encontrar razones en este momento.

Sobre la segunda pregunta, es relevante que esta línea aérea tiene un historial de seguridad muy bueno y una gran reputación. Este es el primer accidente que ha tenido en sus diecisiete años de servicio. Tenemos que esperar a la investigación completa antes de especular sobre las razones.

Sr. Mason

¿El Ministro de Estado va a pedir al Presidente de la Cámara de Comercio  una investigación a parte de la investigación española? Estamos en plena temporada turística y miles de personas han reservado vuelos al extranjero, deberían ver tranquilizada su ansiedad.

¿Existe algún estudio hecho sobre la semejanza entre este accidente aéreo y otros que se han producido en los últimos años en los que los aviones se han estrellado durante la trayectoria de aproximación a Barcelona, sobre todo teniendo en cuenta la adecuación de las ayudas a la navegación, si hay alguna interferencia de radar por causa de la cordillera, y las ráfagas de aire en las montañas, cuyos efectos podrían ser incalculables y muy graves?

Sr. Corfield

Estoy seguro de que el Excmo. Caballero sabe tan bien como cualquiera que en virtud de acuerdos de la OACI la responsabilidad de la investigación de este accidente recae en el Gobierno español. Estamos dando la máxima de ayuda.

En cuanto a la pregunta, otra vez de especular sobre la causa, no quiero decir nada, excepto que entiendo que el aeropuerto de Barcelona es considerado como un aeropuerto singularmente bien equipado y también que se trata de una aeronave muy bien equipada.

Sr. Tebbit

Aunque el aeropuerto este o no bien equipado, la aeronave en cuestión estaba usando, inmediatamente antes del accidente, un tipo muy poco fiable navegación –un faro MF no direccional- y a mis colegas y a mí nos gustaría tener una garantía de que estos asuntos están bajo el control del Ministro, y que dichas balizas serán reemplazadas lo antes posible por un equipo más satisfactorio y moderno.

Sr. Corfield

Si he entendido correctamente la pregunta, esto sería principalmente la responsabilidad de las autoridades españolas. Sin duda, harán las gestiones que sean apropiadas.

Sr. Charles R. Morris

¿Se ha hecho alguna pregunta al Ministro y el Secretario de Estado para Asuntos Exteriores y del Commonwealth, e incluso al embajador británico en Madrid, en lo que respecta a la prisa casi indecente con la que se hicieron los arreglos funerarios?

Sr. Corfield

Estamos en contacto con nuestro cónsul. El Muy Honorable Caballero nos refiere que, según las leyes españolas, deben ser enterrados en el máximo de 48 horas después de la muerte, en muchos casos y en determinadas condiciones, es un período más corto. Me doy cuenta de que esta escala de tiempo es muy corta y que es capaz de causar sufrimiento a los familiares, pero también se da cuenta a la Cámara de que estas regulaciones se hacen por el clima del país, y en este caso hay que recordar el terrible daño causado por el impacto.

He remarcado, en esta transcripción de la rueda de prensa, en negrita y cursiva, algunas frases para, simplemente hacer notar algunos datos algo dudosos.

En lo que refiere al avión dicen que es el primer accidente en sus 17 años. Bien, yo he puesto antes una grafica en la que se muestran un total de 12 accidentes en esos 17 años.

Y en lo referente a las prisas por enterrar a las víctimas, se han hecho muchas especulaciones: la falta de cajas de cinc para el traslado de las víctimas, el clima y esa obligación de enterrar antes de 48 horas. A mí siempre me ha parecido que la prisa era muy sospechosa, y por lo que veo, no me lo ha parecido a mí solamente.

Quisiera poner solo un último apunte ante esta ley de sepultar a las víctimas en 48 horas.

En el año 1959 hubo otro accidente en el Montseny, muy cerca del lugar donde cayó el Comet. Este avión también era inglés, y murieron 32 personas. Tuvo lugar en el mes de agosto, pero aunque fueron bastantes años antes, se hizo una repatriación de las víctimas, estoy de acuerdo en que eran menos, pero he marcado en la noticia un texto en el que dice: “De momento y por si alguna familia de las victimas decide venir, el traslado a Gran Bretaña no se realizará hasta el próximo miércoles”

accidente 1959

La noticia está fechada el sábado, ¿no había prisa entonces para enterrar a las víctimas? ¿No era el clima en pleno agosto más caluroso que a principios de julio?

agosto 59

Ultimas noticias sobre el tema

He querido agrupar en este “informe” todos los datos que hemos podido recopilar sobre el tema. No son mucho, pero creo que se ve claramente en ellos la cantidad de errores y cabos sueltos que hay en este accidente. No pretendemos descubrir los culpables, ni sacar a la luz nada que no esté a la vista de cualquiera, lo único que pretendo es recoger toda esa información olvidada y ordenar esas piezas de las que os he hablado al principio, para ir recomponiendo este puzzle. Esta es la reconstrucción de un accidente aéreo, en el que no hay un culpable, pero que, como otros muchos, pudo haberse evitado. Una cadena de errores, humanos o no, eso da igual. Pero el cómo se trató el caso, la rapidez en encubrirlo todo, no me ha parecido respetuoso para las víctimas. Como pasa siempre hay otros intereses que quedan por encima de los sentimientos de un puñado de familias que se pueden contentar con un monumento y una lapida con 112 nombres en una fosa común con 113 cuerpos.

¿Qué ocurrió con el misterioso pasajero 113?

Mientras escribía toda esta historia salta una nueva noticia sobre el tema en el Diario de Girona:

Nueva pista de la misteriosa víctima 113

Una familia británica visitó la fosa de los cuerpos del avión estrellado en el Montseny y no encontraron el nombre de su pariente

El 3 de julio de 1970 se estrellaba en el Montseny un avión procedente de Manchester, un accidente que se saldó con 113 víctimas. De ellas, 112 pudieron ser identificadas y, desde entonces, se ha intentado averiguar de quién son los restos de la popularmente conocida como “víctima 113”. Ahora, cuando se cumplen 42 años de la catástrofe en el pico de las Agudes del Montseny, en Arbúcies ha surgido una nueva pista sobre el misterioso cuerpo.

En concreto, un policía local de Arbúcies, tras visionar un programa televisivo hace pocos días que recordaba los hechos de 1970, explica que el verano de hace dos años cuando se cumplieron los 40 años del accidente y que recordaron todos los medios de comunicación del país, llegaron en taxi desde Barcelona un matrimonio británico de entre 55 y 60 años, con un hijo de aproximadamente 34 años en busca del cementerio de Arbúcies.

Se dirigieron al policía local y le comentaron que se habían enterado que los cuerpos del avión siniestrado, el Comet- 4 estaban enterrados en el cementerio municipal y habían subido desde Barcelona para localizar un su pariente. El agente, que hacía poco que ejercía el municipio desconocía la trágica historia por su juventud y llamó al alcalde de Arbúcies, entonces Roger Zamorano, que le explicó los hechos trágicos de 1970 y que los cuerpos eran enterrados en el cementerio.

El agente les acompañó hasta el recinto mortuorio y recuerda que mientras los acompañaba le desprendían una sensación: “los notaba una alegría contenida como diciendo, por fin hemos llegado”. Sin embargo, la familia extranjera al ver que en la lápida de la sepultura común de las víctimas del vuelo procedente de Manchester de la compañía Dan Air no figuraba el nombre que buscaban, recuerda el agente, “la misma satisfacción se convirtió en decepción”.

La familia inglesa se ​​quedó decepcionada porque buscaban “según entendí, un hermano o primo desaparecido de alguno de los dos cónyuges británicos”. Ante el revés del destino, la familia insistió si había en el cementerio más cadáveres de ingleses enterrados en otro lugar, pero se fueron con las manos vacías.

A pesar del fin de esta historia, el testimonio del agente de la policía, que ha recordado los hechos dos años después al ver el misterio de la víctima en el programa Cuarto Milenio de Cuatro es clave y abre una brecha en el enigma de la víctima 113 del accidente del avión estrellado el Montseny hace 42 años.

Sin embargo, el desconocimiento de la historia por parte del agente hace que no haya tampoco ningún tipo de pista sobre la familia de británicos que buscaba un su pariente en la fosa común de las víctimas del quiere estrellado en el Montseny sin embargo, es una pequeña grieta que da luz a una posible identificación de la víctima 113 en un futuro.
El agente de la policía local de Arbúcies relataba que “de haberlos pedido una tarjeta, se debería descubierto un misterio que dura 42 años “y lamentaba que no lo hizo” porque desconocía la enigmática historia de la víctima 113”.

(fuente Diari de Girona 15/03/12)

¿No os parece también una historia un poco rara?

Supongamos que a cualquiera de nosotros se nos “pierde” un familiar. Según las edades que pone en esta noticia, si eran hermanos de esta persona o primos, deberían tener una edad más o menos similar, asi puedo suponer que el desaparecido contaba por aquel entonces unos 15 o 20 años. Si a mí se me va un hijo de viaje, aunque sea de “polizón” o aunque no sepa dónde está en ese momento, primero denuncio su desaparición, vaya, me molesto en buscarlo, y si me entero de que ha habido un accidente de avión de esa magnitud, creo que es de lógica que intentare informarme en su momento de la lista de pasajeros fallecidos por si estuviera ahí.

Pero por lo que veo, no es el caso de esta familia. Esta familia ha esperado 40 años!! Bien, podemos darle el beneficio de la duda, a esto como a todas las cosas “raras” que hemos ido viendo. Pero, no parece también un poco raro que salte la noticia al día siguiente de que saliera el caso en 4 Milenio? Pone aquí que el policía municipal no sabía nada de la historia del accidente y que fue a llamar al alcalde. Estamos de acuerdo en que el desconocimiento del municipal pudo hacer que esto no saliera a la luz hasta ahora, pero… el alcalde sabía perfectamente toda la historia, no solo el alcalde, nosotros personalmente hablamos con la persona que estaba presente en el recuento de cuerpos, ¿no se les ocurrió en ese momento caer en la cuenta de que estas personas podían ser familia de la victima numero 13?

Conclusión

Comenzamos esta historia haciéndonos preguntas y, desde ese momento hemos estado buscando datos y más datos, hemos ido al lugar, hemos hablado con testigos, y a día de hoy lo que tenemos son muchas más preguntas.

No he querido con este escrito nada más que mostrar unos hechos, ser totalmente objetiva (aunque hay momentos que me cuesta) pero supongo que, con lo que he mostrado, no es necesario que os de más explicaciones.

Valga esto como una recopilación de todo nuestro material en un pequeño homenaje a esas 112 + 1 personas que un día vinieron de vacaciones a Barcelona y ahora son parte de su historia más triste.

Nadie merece caer en el olvido.

lugar exacto

Este artículo fue escrito por M.J.P.J en octubre de 2011. Una versión muy reducida fue publicada en la revista Año Cero en noviembre de 2011.

Anuncios
Categorías: Investigación, Misterios, Varios | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “El misterio del Comet 4

  1. Gracias por un artículo fascinante. Soy el amigo de una familia de 3 que murieron. Me pregunto si los medios sociales pueden encontrar a la persona 113 – si existieron. Un día me gustaría ver el monumento. Dios los bendiga a todos. – Nigel D. Goddard (Facebook)

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: El misterio de Les Agudes | mama, què fem demà?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

EL HOGAR DE LA FANTASIA

Aqui puedes encontrar informacion sobre seres mitologicos

franciscojaviertostado.com

Historia, medicina y otras artes...

Etnicográfica

Rosa Patricia Quintero Barrera

En la lista negra

Raro, bonito y barato: libros que no encontrarás en tu librería habitual

Cosas del Vallès

"Com el Vallès no hi ha res"

Javier Martínez-Pinna

Los secretos de los tesoros más legendarios de la Historia

Cultura Conectada

Magazín colaborativo de cultura contemporánea, arte y comunicación.

La Máquina de Von Neumann

De minimis non curat praetor

A %d blogueros les gusta esto: